Seguir en Facebook

Mayo 3 del 2016.- Según la revista Science, un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell en Nueva York ha logrado añadir químicos adecuados a tejidos no cardíacos para bombear sangre desde el corazón. Según los estudios, el tejido del prepucio humano es el idóneo por ser del tipo liso y es flexible.

Los compuestos químicos son añadidos para no introducir ningún tipo de material genético que termine creando mutaciones o crecimiento celular descontrolado. Dichos químicos no generan ningún tipo de respuesta inmune logrando que un 27% de las células de prepucio adopten características de los cardiomiocitos.

En comparación con un tratamiento de manipulación genética (que ha mostrado un éxito de apenas 0.1%) el costo es mucho más alto que el de un tratamiento por regeneración celular, por lo que permite abrir nuevos caminos revolucionarios en la medicina.

Experimentos en ratones indican que los animales han mostrado signos de recuperación luego sufrir un ataque al corazón y recibir el transplante de células de prepucio.

Comments

comments

No hay comentarios