Seguir en Facebook
Cultivos siendo regados

Guatemala, Agosto 3 del 2016.- La enviada especial para el Cambio Climático de la ONU, Mary Robinson, informó la semana pasada que al menos 3 millones 500 mil habitantes del corredor seco de Guatemala, El Salvador y Honduras, necesitan ser atendidas por falta de alimentos, esto debido a las secuelas de la sequía de 2015 que fue más prolongada en comparación a la del año anterior.

En su reciente visita a tierras hondureñas, la funcionaria de origen irlandés alertó a las autoridades de los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica para que accionen urgentemente y asistan a los afectados.

“Los pequeños productores son los más afectados. La sequía ha mermado sus medios de vida, se ha incrementado la pobreza y la migración forzada hacia centros urbanos ya sobrepoblados. Las mujeres y los niños están sufriendo especialmente, a pesar de los esfuerzos para mejorar la resiliencia (resistencia)”, apuntó Robinson.

Además  CCPM analiza comportamiento de sectores involucrados en promocion de reforma a Ley Electoral y de Partidos Políticos
Cultivo amarillo
Cultivo amarillo

Según la delegada por la ONU, el efecto acumulativo de la sequía se agrava más por las condiciones del fenómeno climático, El Niño. Explicó que “los impactos del cambio climático están disminuyendo la producción agrícola y agotando las reservas de alimentos, provocando que las familias sean cada vez más vulnerables a El Niño”.

Subrayó que a esto se le suma la deforestación ocasionada por los habitantes, que acerca a las comunidades cada vez más al abismo de la pobreza.

En relación a Honduras, la Organización de las Naciones Unidas tiene estimado para este año, destinar unos US$40 millones para apoyar a las personas que sufren las consecuencias de ese fenómeno natural, lo cual beneficiaría a aproximadamente 250 mil necesitados.

Además  Dará inicio VII Feria internacional del Libro de Guatemala

Comments

comments

No hay comentarios