Seguir en Facebook
Byron Lima Foto: Sandra Sebastián / Plaza Pública

Guatemala, Julio 19 del 2016.- Su historia dentro del centro de detención de Fraijanes  comenzó desde que se le acusará de su presunta complicidad en la muerte de Monseñor Juan José Gerardi en el año 2000, desde entonces empezó a tomar control.

Oficialmente el Tribunal Tercero ordenó su sentencia el 8 de junio del 2001 a 30 años de prisión, más dos años más por delito de falsificación de documentos, para entonces su ingreso se vio colmado de privilegios; celebración de cumpleaños con algunos invitados y la instalación de una maquila, solo en el 2011.

Edgar Camargo Foto: Sandra Sebastián / Plaza Pública
Edgar Camargo
Foto: Sandra Sebastián / Plaza Pública

Para el año 2014 el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) desarticularon una estructura criminal donde Lima era el cabecilla, y el entonces director del SP, Edgar Camargo se encargaba de realizar cobros ilegales dentro de las prisiones.

Además  GAM felicita a MP y CICIG por procesos contra jueces

En el último cumpleaños celebrado en el 2015, Lima solicitó al subdirector operativo del Sistema Penitenciario, Bacilio Hernandez que le permitiera una visita extraordinaria por festejar su cumpleaños número 46, en la carta entregada adjuntó el horario y la fecha de la celebración así como el listado de sus 16 invitados.

Jimmy Morales y Byron Lima
Jimmy Morales y Byron Lima

Las investigaciones revelan que para varios reos el capitán representaba la verdadera autoridad pues era la persona a la cual se recurría para solicitar y pagar traslados de reos a centros penitenciarios, ayuda y privilegios.

A pesar de haber sido un reo también se dejaba ver que tenía varios allegados del ámbito político y económico, pues recibía de manera constante la visita de ellos. Demostraba capacidad para ejercer el control sobre conductas de reos para que participaran en actividades internas organizadas por él, indicó en una ocasión Iván Velásquez jefe de la CICIG.

Además  Byron Lima, reo con un imperio millonario desde la cárcel

Comments

comments

No hay comentarios