Seguir en Facebook
Familias despiden a víctimas de conflicto armado 33 años después
Los vehículos que transportaban los restos llegaron al poblado durante la noche por lo que fueron recibidos con candelas para iluminar el camino. El lugar no cuenta con servicio eléctrico. CC BY-NC-ND / ICRC / Daniele Volpe

Guatemala, Mayo 4 del 2016.- El conflicto armado interno en Guatemala (1960-1996) dejó profundas huellas en los sobrevivientes y familiares de víctimas mortales o desaparecidos. Hasta el día de hoy aún se sienten sus efectos devastadores.

Solamente en la aldea de Quiquil, al norte de Huehuetenango, se vivieron unas tres décadas de conflicto.

El 28 de junio de 1982, la pequeña comunidad fue atacada resultando en la muerte de unos 80 pobladores. Los sobrevivientes que lograron escapar dicho ataque no volvieron a saber de sus familiares hasta el pasado 2009 cuando la Fundación Antropológica Guatemalteca descubrió cinco fosas comunes con los restos de 50 personas asesinadas ese día.

Además  Demandan Ley de búsqueda de desaparecidos durante la guerra interna

El pasado 20 de enero finalmente se logró cerrar un capítulo en la vida de aquellas víctimas y sus seres queridos.

Comments

comments

No hay comentarios