Seguir en Facebook
No quiero hacer una defensa oficiosa de TCQ, a mí no importa lo que quieran hacer con TCQ, quiero hacer una defensa del país, y que el pueblo conozca lo que está pasando, dijo Pérez Molina. Foto Archivo / MP

El ex presidente Otto Pérez Molina declaró hoy en la audiencia de primera declaración del caso conocido como TCQ; con voz quebrada dijo que ni su corazón ni su espíritu están presos ni en cautiverio y que seguirá luchando; además, defendió su decisión de haber nombrado a Allan Marroquín al frente de la Empresa Portuaria Quetzal.

Durante la mañana el Ministerio Público imputó a once capturados por el caso Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), luego de una serie de sesiones judiciales en la audiencia de primera declaración llevadas a cabo en el Juzgado B de Mayor Riesgo, a cargo del juez Miguel Ángel Gálvez.
Pérez Molina y Baldetti fueron imputados por asociación ilícita, cohecho pasivo, lavado de dinero y fraude, en tanto Gustavo Adolfo Martínez Luna y Julio Rolando Sandoval cano, por asociación ilícita, cohecho pasivo y fraude.
Por su parte, Lázaro Noé Reyes Mata, Julio César Zamora Álvarez y Julio Norberto Esquivel Orellana, fueron acusados de enriquecimiento ilícito; Juan José Suárez Messeguer fue imputado por asociación ilícita, cohecho activo y fraude; Jhonatan Harry Chévez por asociación ilícita y lavado de dinero; Mario Ruano San José por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito y José Daniel Luna Argueta por cohecho pasivo.
A decir de Pérez Molina, realizar nombramientos no constituye un delito de asociación ilícita, toda vez que éstos los hizo con base en sus funciones como presidente, también negó haber instruido a Juan Carlos Monzón, ex secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, para que negociara comisiones con los personeros de TCQ.
El ex mandatario negó rotundamente haber recibido dinero, como afirma el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que lo señalan de haber recibido sobornos por 4.2 millones de dólares.
El pasado 15 de abril, el MP y la CICIG revelaron que Pérez y su vicepresidenta, Roxana Baldetti, ambos en prisión, facilitaron la firma del usufructo de TCQ por 25 años prorrogables de forma irregular.
Roxana Baldetti, por su parte, se abstuvo de declarar; la audiencia fue suspendida y continuará este viernes a las 9.00 horas.

Además  Los nuevos caminos de cooptación del Estado

Cerigua

Comments

comments

No hay comentarios