Seguir en Facebook
Foto: Sandra Sebastián / Plaza Pública

Guatemala, Febrero del 2016.- Tras dar inicio el juicio histórico en Guatemala en el cual dos militares acusados de violencia y esclavitud  sexual contra 15 mujeres indígenas de la etnia Q’eqchí además de desapariciones y asesinato el pasado 1 de febrero, tres testigos han declarado e identificado al teniente coronel Esteelmer Francisco Reyes Girón y el ex comisionado militar Heriberto Valdez Asig, quienes guardan prisión preventiva desde junio de 2014.

 

Foto: Sandra Sebastián / Plaza PúblicaAmbos militares se encontraban en el destacamento situado entre Alta Verapaz e Izabal durante los años 80, lugar y fecha donde Reyes Girón cometió delitos de deberes contra la humanidad en forma de violencia sexual, esclavitud sexual, esclavitud doméstica, asesinato y tratos crueles contra mujeres.

Además  Gobierno pide investigar más de 3,300 casos de crímenes ocurridos durante conflicto armado

Pedro Cuc, el primero de los testigos en declarar en su lengua natal Q’eqchí, relató como su hijo fue capturado y desaparecido por militares además de indicar como pobladores de su comunidad fueron obligados a construir el destacamento militar de Sepur Zarco por al menos seis meses mientras las mujeres de la comunidad eran entonces obligadas a cocinar y lavar la ropa de los soldados.

Juan Maquil Caal relató como su padre también fue desaparecido por militares y su hermana asesinada causando que él y otros hombres de la comunidad de San Marcos huyeran y buscaran refugio en las montañas.

El último testigo en declarar, Rogelio Hüits indicó como el teniente Reyes lo mantuvo detenido en el destacamento antes indicado incluso metiéndolo en una fosa con otras siete personas además de constantes torturas que le dejaron marcas y cicatrices de por vida. Hüits tenía doce años.

Además  Mujeres víctimas de violaciones durante el conflicto armado demandaron justicia

Comments

comments

No hay comentarios