Seguir en Facebook

Guatemala, 26 de Enero de 2016 (Cerigua).- La Cancillería de Guatemala manifestó su profunda preocupación por las violaciones cometidas en contra de menores de edad migrantes por parte de sus tutores en los Estados Unidos, por lo cual solicitó a las autoridades de ese país investigar estos casos y sancionar a los responsables.

El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que niños, niñas y adolescentes que ingresaron de manera irregular a los Estados Unidos desde el 2014 y que estaban a cargo del Departamento de Salud y Asistencia Social fueron víctima de abusos físicos, sexuales o psicológicos por parte de sus familiares o responsables, a quienes las autoridades les autorizaron su cuidado.

Además  Ex pastor evangélico es designado ministro de relaciones exteriores de Otto Pérez

Ante esta situación, la Cancillería solicitó que se realice una investigación sobre estas denuncias y que los responsables de cometer estos delitos sean presentados ante las autoridades correspondientes, deduciendo, conforme a la ley, las responsabilidades en cada caso.

Asimismo, hizo un llamado a la comunidad guatemalteca y migrante en general a denunciar cualquier abuso del que tengan conocimiento e informó que la red consular estará disponible para brindar asistencia ante cualquier paso que pueda presentarse.

Una investigación publicada por la agencia AP reveló que muchos menores de edad migrantes que llegaron a los Estados Unidos sin compañía de un familiar fueron abusados sexualmente, maltratados u obligados a trabajar por los tutores escogidos por las autoridades u familiares que los recibieron.

Además  Japon reitera compromiso de mantener relaciones bilaterales con Guatemala

La investigación señala que debido al elevado número de infantes y adolescentes que llegaban a ese país, las autoridades flexibilizaron las normas a fin de agilizar el traslado de los menores a hogares adoptivos.

Desde el 2014, las autoridades dejaron de pedir a los patrocinantes llenar los formularios donde se les exigía sus datos, se les dejó de tomar las huellas dactilares y no fueron investigados sus antecedentes penales.

Defensores de los niños consultados por la AP señalaron que era difícil determinar el número exacto de menores sometidos a violaciones que fueron colocados en hogares adoptivos, debido a que muchos no han sido encontrados.

 

Comments

comments

No hay comentarios