Seguir en Facebook

Guatemala, 19 de Noviembre de 2015 (Cerigua).- La VII Muestra de Cine Internacional “Memoria Verdad Justicia”, que finalizó el domingo pasado y contó nuevamente con miles de espectadores fue la última, luego que su director Uli Stezner presentara su renuncia y argumentara para ello la falta de recursos básicos para existir y garantizar su desarrollo.

El domingo último, durante el acto de clausura, Stezner pronunció un emotivo discurso, en el que lamentó que un festival que fomenta el encuentro, el debate, la reflexión, el pensamiento crítico y los derechos humanos a través del cine con tanto público, carezca de recursos.

Es desgastante y frustrante que cada año nos veamos obligados nuevamente a mendigar, a convencer que el cine que ofrecemos representa un fundamental aporte al desarrollo democrático, cultural y artístico al país; la poca oferta cultural y la falta de oportunidades frenan el desarrollo humano y cultural de la población, indicó.

La sección Memoria Visual, en la cual se publicó cine inédito sobre Guatemala (La bestia verde, La Trilogía de Mikael Wahlforss, y otras) y la publicación en DVD de más de 12 horas de cine nacional inédito significaba un aporte importante a la memoria histórica del país.

Sin embargo, la realización de la Muestra en el país nunca fue una tarea fácil; en 2010, en el marco de la primera edición, hubo una amenaza de bomba y un corte circuito de electricidad en el Teatro Nacional; dos años más tarde ocurrió algo parecido en la ciudad de Quetzaltenango, segunda sede de la Muestra en dos ocasiones, cuando se cortó la luz en el sector donde estaba ubicada la sala de cine.

En 2014, varias películas sobre Guatemala fueron retiradas de sus productores por temor a posibles represalias hacia sus protagonistas; la producción guatemalteca “La propuesta impuesta” sufrió fuerte presión de parte de tres ministerios del estado para no ser exhibida; hecho que llevaron como consecuencia la VI Muestra se llevó a cabo en la Ciudad de Berlín y en Buenos Aires.

En 2015 la Muestra regresó a Guatemala, motivado por el soplo de aire fresco de las movilizaciones ciudadanas, sin embargo, la Muestra contaba con cada vez menos recursos para el festival y que para su actual edición tenía que sacrificar alguna sección.

En sus siete ediciones, La Muestra atrajo a casi 50 mil espectadores con solo 150 películas de todos los rincones del mundo; se realizaron 120 cine-foros con invitados internacionales de 20 países y 140 invitados naciones de todos los sectores de la sociedad; los debates y diálogos inspirados por las imágenes y sonidos de la gran pantalla abrieron un importante espacio público de debate, reflexión, diálogo e intercambio de ideas para alcanzar una sociedad más democrática, más humana, más justa y más tolerante.

Stezner anunció su renuncia y resaltó que el desgaste personal ha sido enorme en estos años: “de cineasta me convertí en director de un festival, lo cual significa renunciar a la creatividad y convertirse en productor, suplicando fondos y moverse en ámbitos que no siempre son los más agradables (…) pero a pesar de todo – por supuesto- no me arrepiento, concluyó.

 

Comments

comments

No hay comentarios