Seguir en Facebook

Guatemala, 07 de Noviembre de 2015 (Cerigua).- La Dirección General de Correos y Telégrafos de Guatemala emitió un sello postal, en conmemoración de los 100 años de la etiología de la Oncocercosis, con lo que se reconoce la labor científica del doctor Rodolfo Robles, quien descubrió la enfermedad en 1915.

La información, publicada en el sitio web del gobierno de Guatemala, señala que el diseño del sello, presentado este viernes a nivel mundial, fue elaborado por Ziomara de León, quien recurrió a una imagen del científico guatemalteco, que data de 1962.

En el acto se contó con la participación de representantes del Programa para Eliminación de la Oncocercosis de las AméricasOEPA-, quienes realizarán la XXV Conferencia Interamericana sobre esta enfermedad los días 18 y 19 de noviembre en la ciudad colonial de Antigua Guatemala.

Los lugares con el mayor número de afectados por esta enfermedad estaban ubicados en los departamentos de Santa Rosa, Escuintla, Guatemala, Huehuetenango y en la zona central de Suchitepéquez, Chimaltenango y Sololá.

Según datos oficiales, en Guatemala, se registraron alrededor de 260.000 casos, que afectaron principalmente a trabajadores de las regiones cafetaleras de Guatemala.

Los estudios del médico guatemalteco brindaron valiosos datos que identificaron enfermedades endémicas que afectan a millones de personas en países ubicados en zonas tropicales y subtropicales.

La Oncocercosis, llamada también Enfermedad de Robles en Guatemala, se ha encontrado en 37 países de África, Asia y América; en América Latina se reportaron decenas de casos en México, Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela.

En marzo de 1915, el doctor Rodolfo Robles atendió en su clínica a un menor de ocho años casi ciego y con un nódulo en la frente; el paciente procedente de Patulul, departamento de Suchitepéquez, fue sometido a una cirugía en la que se encontró un gusano conocido como Onchocerca volvulus; fue así como identificó el primer caso en Guatemala.

El primer informe sobre esta enfermedad se publicó en el diario La República de Guatemala, el 29 de diciembre de 1916, el cual también fue presentado en París en el Congreso de la Sociedad de Patología Exótica después de la I Guerra Mundial en 1919.

Comments

comments

No hay comentarios