Seguir en Facebook
Dirigentes campesinos exigen aprobación de Ley 4084. Foto: Internet
Dirigentes campesinos exigen aprobación de Ley 4084. Foto: Internet

Guatemala, 10 de Octubre de 2015 (Cerigua).- La Ley de Desarrollo Rural Integral fue aprobada en primera lectura, en el Legislativo, sin embargo su única mención levanta anticuerpos, suelta demonios y fantasmas y recibe el rechazo unánime de quienes consideran que el área rural no necesita de leyes ni del desarrollo contenido en la normativa, sino que debe esperar que el crecimiento económico lo provoque, señaló Ileana Alamilla.

Dirigentes campesinos exigen aprobación de Ley 4084. Foto: Internet
Dirigentes campesinos exigen aprobación de Ley 4084. Foto: Internet

Alamilla, en su columna de opinión de este lunes, publicada en Prensa Libre, comentó que uno de los argumentos utilizados para descalificar la ley es que trae consigo la temida reforma agraria, señalamiento que ha sido desmentido por quienes exigen su aprobación.

Además  CNOC prepara marcha a nivel nacional el próximo 17 de Agosto

Sin embargo, la columnista considera que tal como está, la propuesta tiene algunas inconstitucionalidades, como sustituir competencias que corresponden al Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural, o la atribución del órgano mandatado para formular la política económica, cambios que en su criterio pueden hacerse en una tercera lectura.

La Red de Gerentes de Mancomunidades y Territorios de la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral, que según dicen representa al 38 por ciento de los municipios del país, dieron a conocer que ellos impulsan en sus territorios el contenido de dicha ley, a través de la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral (PNDRI) y han comprobado la pertinencia de la misma para enfrentar los graves problemas estructurales que afectan a la mayoría de la población rural.

Además  Organizaciones campesinas denuncian falta de compromiso por parte del Legislativo

De igual forma, representantes del territorio del sur de Petén, organizados en distintos espacios y corporaciones municipales recién electas, valoraron los esfuerzos por institucionalizar la Política y los procesos por impulsarla desde un plan concreto.

Dirigentes del Comité de Unidad Campesina también la respaldan y sostienen que, quienes sólo ven el crecimiento económico, atraer inversión extrajera y ceder los territorios a las empresas o priorizar los tratados comerciales, tienen una visión de desarrollo basada en la acumulación de la riqueza, mientras que para ellos es urgente resolver el hambre en el campo, tener un empleo y una vivienda digna.

Alamilla recordó que la iniciativa de ley 4084 es producto de los Acuerdos de Paz y de un largo proceso de construcción participativa que tardó más de siete años, en el que estuvieron involucradas organizaciones campesinas, indígenas, comunitarias, iglesias y entidades académicas, que ven en la normativa una oportunidad de responder a las aspiraciones, necesidades y luchas de los pobres y excluidos.

Además  Funcionario de Brasil valora estrategias de Guatemala para mejorar la agricultura de país

Todos estos actores urgen al Congreso la aprobación de la iniciativa, como una muestra para respaldar una deuda histórica con los excluidos y alimentadores del país; veremos si los diputados están conscientes de la realidad nacional, si son consecuentes con los discursos en los que expresan apoyo a los desposeídos o si solo fue un amago, con un trasfondo inconfesable, concluyó la periodista.

Comments

comments

No hay comentarios