Seguir en Facebook
Otto Pérez Molina
Otto Pérez Molina

Guatemala, 29 de Agosto de 2015 (Cerigua).- Toda la población guatemalteca ha estado a la expectativa de la decisión del Presidente de la República, Otto Pérez Molina, ante la exigencia generalizada de que renuncie a su cargo; el mandatario está acorralado y sus más cercanos colaboradores ya lo abandonaron, señaló Ileana Alamilla, en su columna “Eclipse”, publicada en Prensa Libre.

Otto Pérez MolinaA decir de Alamilla, Pérez Molina debe aceptar su realidad; esa que él construyó por acciones u omisiones; hoy está sólo, en la adversidad extrema no hay aliados, ni siquiera de su partido.

Para Alamilla, las dos únicas alternativas para el Presidente tendrían la misma consecuencia; de renunciar sería detenido y si el antejuicio es declarado con lugar, también; ya estará lista la solicitud de orden de captura, anotó.

Además  "Eco" declarará como colaborador eficaz del MP en caso "La Línea"

El presidente perdió legitimidad; probablemente será extinguida la propiedad de sus bienes; pero lo más grave es que ya no puede ejercer el gobierno, no tiene quién le crea, quienes votaron por él se sienten defraudados.

La columnista hizo énfasis en que cualquier declaración o aparición en público, si no es para anunciar su renuncia, será rechazada; todo lo que diga será usado en su contra; debe entender el clamor popular, el rechazo de miles de ciudadanos, indicó.

Sin embargo, Pérez Molina convocó a una conferencia de prensa la mañana de este lunes, en la que dejó claro que no renunciará y que la ley le permite someterse al debido proceso; el mandatario rechazó los señalamientos que le hacen a Comisión Contra la Impunidad (CICIG) y el Ministerio Público (MP).

Además  Vicepresidenta renuncia al cargo

En su espacio de opinión, Alamilla concluye que el presidente ya escribió su historia; no hay retorno; cuando abandone el poder dejará al país en tremenda incertidumbre, con una institucionalidad debilitada y cuestionada, el futuro incierto y las políticas públicas en suspenso.

 

Comments

comments

No hay comentarios