Seguir en Facebook

Iduvina Hernández, de Seguridad en Democracia (SEDEM), consideró que una de las lecciones que debe aprender Guatemala luego de la fuga del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, es la de agilizar los procesos de extradición, debido a las carencias existentes para tener bajo custodia a personas de gran capacidad corruptora.

En declaraciones a Emisoras Unidas, la experta aseguró que estos cambios llevarán mucho tiempo, por ser un proceso que va desde la depuración del sistema de seguridad y del Sistema Penitenciario (SP) hasta la consolidación de uno que contribuya a la reinserción de aquellas personas que puedan hacerlo y garantice la permanencia en custodia de quienes deban mantenerse en estas condiciones.

A decir de Hernández, la fuga de “El Chapo” es preocupante debido a su enorme capacidad para corromper a las autoridades de seguridad mexicanas y no es muy lejana la posibilidad de que el narcotraficante pueda ingresar a Guatemala, aunque por el momento estaría resguardado en su territorio.

Además  Aumentan agresiones contra periodistas en Quetzaltenango

Cerca de la media noche del sábado medios mexicanos informaron sobre el escape del “Barón de la Droga” del penal de Altiplano, ubicado en el Estado de México, en el cual se encontraba recluido desde febrero del 2014, cuando fue recapturado.

Guzmán escapó a través de un túnel de unos 1 mil 500 metros que conectaba la prisión con una vivienda abandonada de la zona, la que se presume se inició a construir hace poco más de un año.

Este hecho representa un duro golpe al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, quien aseguró el año pasado que sería imperdonable que el capo de la droga se escapara nuevamente, tal como lo hizo del penal de Puerta Grande, ubicado en el Estado de Jalisco, en 2001; esta fuga la calificó como una afrenta a México.

Además  Continua audiencia en caso "La Línea"

Luego de conocerse la noticia, las autoridades guatemaltecas del Ministerio de Gobernación (MINGOB) anunciaron que redoblarían la seguridad de las fronteras con México para impedir el ingreso del “Chapo” Guzmán; según indicó Walter René Vásquez Cerón, Director de la Policía Nacional Civil, se han instalado al menos 25 puestos de control.

Elmer Sosa, Viceministro de Gobernación, dijo que se coordinó con el Ministerio de la Defensa apoyo para que las brigadas militares en los puestos fronterizos de Petén, Huehuetenango y San Marcos intensifiquen sus registros; asimismo, se fortaleció también la seguridad en las fronteras con, El Salvador, Honduras y Belice, así como en los puntos ciegos entre las cuatro naciones; también se informó que se activaron las fuerzas de tarea Tecún Umán y Chortí en busca del narcotraficante.

Además  Instalarán mesa de diálogo para tema de chaleco y casco en motoristas

El Chapo Guzmán fue capturado en una primera ocasión el 9 de junio de 1993 en Guatemala, por un grupo de militares dirigido por el Presidente Otto Pérez Molina, quien en ese entonces era el jefe de inteligencia militar (G2); se presume que el “Barón de la Droga” se dirigía a El Salvador al momento de su captura.

El mandatario guatemalteco indicó que fue el Chapo Guzmán quien trato de asesinar a su hija en venganza de su captura y posterior extradición a México, de donde se escapó en 2001.

 

Comments

comments

No hay comentarios