Seguir en Facebook
Mauricio López Bonilla

Guatemala, 25 de Marzo de 2015 (Cerigua).- La decisión del ministro Mauricio López Bonilla de dar vida a la “Fundación Contra el Terrorismo Mediático”, constituye un grave y peligroso atentado en contra de la Prensa y la libre emisión del pensamiento destaca, el editorial de Prensa Libre de este miércoles.

Mauricio López BonillaPara el matutino, una entidad de semejante nombre solo puede tener como meta impedir, censurar o provocar la autocensura del ejercicio de la crítica a los funcionarios públicos, con lo que se desobedece la Constitución Política de la República y por eso, la Corte de Constitucionalidad, que debe ser consultada de inmediato, tendrá razón para declarar inconstitucional semejante despropósito.

Además  Presentan solicitud de antejuicio contra Gudy Rivera

Asimismo, señala que el mismo nombre de dicho grupo ciudadano implica desconocimiento del idioma, pues el diccionario de la Lengua Española define terrorismo como “Dominación por el terror. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror. Actuación criminal de bandas organizadas que, reiteradamente y por lo común, de modo indiscriminado, pretenden crear alarma social con fines políticos”. Terror: “Miedo muy intenso”.

El editorial considera que la expresión libre del pensamiento reglamentada por la ley respectiva, de rango constitucional, no puede infundir terror, ni es una acción criminal de bandas organizadas, pero sí puede provocar miedo cerval, grande o excesivo, a quienes temen que debido a esa expresión libre sea posible el conocimiento ciudadano de acciones dolosas, inmorales, ilegales o una mezcla de este trío de conceptos, cometidos por funcionarios públicos.

Además  Capturan a Mauricio López Bonilla y Manuel López Ambrosio

Prensa Libre también refiere que el gobierno no quiere entender los efectos negativos de las presiones de todo tipo contra la libre expresión del pensamiento, razón por la cual el alevoso asesinato de tres periodistas de Mazatenango hace dos semanas, provocó la reacción generalizada de los comunicadores.

Finalmente destaca que, si no fuera porque el gobierno lo tomó en serio, el término “terrorismo mediático” debería provocar risas; causa preocupación, es inaceptable y lamentable que el Ministro haya dado vida a este engendro jurídico y que la Procuraduría General de la Nación se haya dado el lujo de demostrar incapacidad, al afirmar que se ha cumplido con los requisitos de ley, a menos que haya recibido órdenes de dictaminar en esa forma.

Además  Juramentan a nuevos magistrados de la Corte de Constitucionalidad

 

Comments

comments

No hay comentarios