Seguir en Facebook
Ileana Alamilla
Ileana Alamilla directora de Cerigua.

Guatemala, 13 de Marzo de 2015 (Cerigua).- La periodista Ileana Alamilla, directora de Cerigua y Premio Emblema de Prensa, impartió la lección inaugural del diplomado “Derecho Constitucional y Libertad de Expresión” dirigido a periodistas, evento que tuvo lugar en Casa Larrazabal del Congreso de la República, evento académico que cuenta con el aval de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad de San Carlo y el apoyo del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria.

Ileana Alamilla
Ileana Alamilla directora de Cerigua.

Antes de iniciar su alocución, Alamilla repudió el alevoso atentado en el que perdieron la vida los periodistas Danilo López y Federico Salazar, y en donde resultó herido Marvin Túnchez ocurrido en Mazatenango, el 10 de marzo.

Alamilla recordó que Guatemala está considerada entre los 50 países más violentos del mundo, donde la cantidad de de asesinatos diarios rebasa los límites y que la zona geográfica en donde estamos ubicados es altamente peligrosa pues colinda con los dos países más peligrosos para ejercer el periodismo en el mundo, Honduras y México, aun cuando no están en guerra.

Además  Inició el nuevo rumbo: Ileana Alamilla

A decir de la periodista, vivimos en una realidad lacerante, en la que persisten y se incrementan enormes desigualdades, asimetrías y exclusiones, hechos sobre los que cotidianamente debemos reportar; Guatemala se ha ido sumergiendo en una nebulosa que amenaza con tendernos un sitio del que probablemente muchos no sobrevivamos.

El crimen organizado y la narcoactividad, señaló, se constituyen en un obstáculo para el ejercicio de periodismo y en un riesgo latente pues las acciones ilícitas, aun cuando el periodista tenga conocimiento de las mismas, las haya investigado y documentado, no las puede divulgar, sin el peligro de perder la vida.

Silenciar a la prensa es privar de información a la sociedad; la censura cercena la libertad de opinión y de información y la autocensura es un enorme agravio para la conciencia de los periodistas, agregó.

Las y los periodistas no pedimos privilegios; estamos conscientes que todas las vidas tienen el mismo valor; exigimos derechos garantizados en la ley; demandamos subordinación al Estado de Derecho, donde gobernantes y gobernados están sometidos al imperio de la ley.

Además  El medio ambiente, un tema candente que pasa desapercibido: Ileana Alamilla

En su exposición, Alamilla se refirió a la ética y recordó que el gremio se mantiene en un observatorio permanente y que nada queda encubierto; dijo que para algunos, el periodismo ha sido colocado en una posición indeseable, debido a aquellos que han prostituido esta profesión.

Subrayó que los valores y principios éticos son indispensables para el ejercicio profesional, cualquiera que sea la rama del conocimiento; estos deben reglamentarse con normas éticas, que regulen marcos de conducta personal y profesional.

Alamilla, también señaló que jamás se debe confundir el oficio del periodismo con el del publicista, o el propagandista, son parte de la Carta de Derechos y deberes de los periodistas.

Asimismo, recordó que según el Código Latinoamericano de Ética Periodística, “el periodismo debe ser un servicio de interés colectivo, con funciones eminentemente sociales dirigidas al desarrollo integral del individuo y de la comunidad”.

La periodista también reivindicó que en la Declaración de Principios de la Asociación de Periodistas de Guatemala “Se reconoce la información como un bien de interés público. El comunicador social está en la obligación de proveer este servicio a la sociedad en forma oportuna, de manera que sea un recurso útil para el desarrollo de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”.

Además  Capturados elementos de la PNC acusados de coordinar el asesinato de dos periodistas

Hay diferentes formas de restringir la libertad de expresión, de información y de prensa; las que se constituyen en candados para la democracia y para el ejercicio de la ciudadanía cuyo resultado provoca una baja calidad de información, un deficiente sistema del ejercicio de los derechos ciudadanos y también en un deterioro en la calidad de vida, indicó.

Alamilla recordó que el 8 de agosto de 2014 Cerigua cumplió 31 años desde su fundación y que muchas de las circunstancias que rodearon su nacimiento siguen presentes, entre ellas la desigualdad, la pobreza, la violación de los derechos humanos de los grupos sociales más vulnerables y la violencia.

Comments

comments

No hay comentarios