Seguir en Facebook
Otto-Perez-Molina

Guatemala, 04 de Marzo de 2015 (Cerigua).-  El Plan de la Alianza para la Prosperidad, dirigido al Triángulo Norte de Centroamérica, ha generado expectativas y hasta elucubraciones, sobre las intenciones de Estados Unidos, su verdadero objetivo e interés por impulsar esa propuesta y las condiciones para que sea viable, destacó Ileana Alamilla, en su columna “eclipse” publicada en Prensa Libre.

Otto-Perez-MolinaA decir de la periodista, entre los entusiasmados está un sector empresarial, cuyo aporte es demandado por esta iniciativa y entre los escépticos, aquellos que siempre desconfían de todo y que creen que será una forma más de imponer para alcanzar los intereses que el país del norte tiene.

Además  Presidentes del Triángulo Norte de CA y Vicepresidente Biden alcanzaron importantes acuerdos

Los tres países que serían beneficiados tienen similitudes, particularmente Guatemala y Honduras que reportan altos índices de violencia, debilidad institucional, impunidad y señalamientos de corrupción; los tres tienen como denominador común una situación estructural de pobreza y desigualdad que ha determinado que su población emprenda camino hacia el norte en búsqueda de un mejor futuro, resaltó Alamilla.

El año pasado debieron pasar la vergüenza de ser los expulsores de menores de edad no acompañados hacia EUA, lo que fue calificado como una crisis humanitaria internacional; inseguridad, corrupción, impunidad, narcoactividad y población viviendo en condiciones infrahumanas son motivos suficientes para que el gobierno norteamericano se mantenga preocupado porque en su vecindad hay condiciones que pueden afectar sus intereses y poner en riesgo sus fronteras, anotó.

Además  Presidentes del Triángulo Norte de CA y Vicepresidente de EEUU lograron importantes compromisos

A eso obedecen los cuatro ejes del Plan: producción, capital humano, seguridad y justicia y fortalecimiento institucional, los cuales están intrínsecamente concatenados; si la mayoría de la población tan sólo subsiste, no puede haber desarrollo y, por tanto, las personas buscan a dónde ir para mejorar sus condiciones de existencia.

Si hay inseguridad la vida es inaguantable y la inversión inviable; si no hay justicia, no hay posibilidad de frenar los delitos y, si los Estados no se fortalecen, ninguna de esas necesidades indispensables para el desarrollo puede resolverse, indicó.

Asimismo, señaló que existen carencias ingentes que requieren de grandes decisiones y subrayó que el desarrollo pasa por fijar las prioridades en aquellos que carecen de todo, por apostar por la transparencia, por fomentar inversión que produzca empleo, por reconstruir el sistema de justicia y por apostar al fortalecimiento de las instituciones, con funcionarios capaces y honrados y con una fiscalidad fortalecida.

Además  Thomas Shannon ratificó compromiso de EEUU con Guatemala

Finalmente, Alamilla destacó que los Presidentes del Triángulo Norte y el Vicepresidente Biden se comprometieron a trabajar juntos en el camino que señala la Alianza por la Prosperidad; pero hay que tener presente que transformar la región requiere cambios estructurales, en las direcciones que plantean los cuatro ejes referidos.

 

Comments

comments

No hay comentarios