Seguir en Facebook

Guatemala, 19 de Noviembre de 2014 (Cerigua).- Un estudio presentado este martes por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destacó la precaria situación laboral para las mujeres en América Latina y el Caribe, región en la que 47.7 por ciento de la población femenina se desempeña en trabajos de baja productividad y con escasa protección social.

El informe regional sobre el examen y la evaluación de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing resalta que, en la región, poco más del 60 por ciento de las mujeres se encuentran asalariadas, en comparación con los hombres que alcanzan alrededor del 70 por ciento.

Además  Crisis financiera aún no termina advirtió el director regional de la Cepal en entrevista en Guatemala

De igual manera una de cada tres mujeres, 11.6 por ciento, trabaja en el servicio doméstico, el cual continúa siendo precario y poco regulado pese a la reducción que ha existido en los últimos 20 años, mientras que para los hombres este porcentaje es mínimo, apenas el 0.5 por ciento.

Durante las últimas dos décadas la proporción de mujeres que laboran en el servicio domestico disminuyó de un 15 por ciento a 11.6 por ciento, siendo Bolivia y Ecuador los Estados que mayor reducción reportaron, con más del 40 por ciento.

En contraparte Costa Rica presenta el mayor número de trabajadoras domesticas de la región, cuya cifra aumentó en un 60 por ciento durante los últimos 20 años.

Además  Recomendaciones de la CEPAL

La CEPAL subrayó también que el tiempo que dedican las mujeres al trabajo no remunerado es al menos el doble del que dedican los hombres a este tipo de tareas.

La sobrecarga de trabajo no remunerado merma la participación de las mujeres en la toma de decisiones, el avance de sus carreras y sus posibilidades ocupaciones, lo que a su vez reduce sus ingresos y sus perspectivas de acceso a protección social, señala el documento.

Un ejemplo de esto es Brasil, donde semanalmente las mujeres dedican en promedio 20.1 horas para trabajo domestico no remunerado, en comparación con apenas 5.0 horas de los hombres.

Comments

comments

No hay comentarios