Seguir en Facebook

Guatemala, 18 de Noviembre de 2014 (Cerigua).- En junio de este año, la Fundación para la Juventud (FUNDAJU) inició un proyecto de educación y reinserción social para jóvenes y adolescentes en conflicto con la ley penal, el cual hasta la fecha ha beneficiado a 95 menores de edad provenientes de Guatemala y departamentos aleñados, sin embargo se espera que durante los próximos años se extienda a otras regiones.

El programa “Corresponsabilidad social para la inserción social de adolescentes cumpliendo sanciones en libertad” tiene como objetivo que las y los adolescentes con sentencias condenatorias o procesos abiertos puedan optar a sanciones alternativas a la prisión, a través de la reinserción socioeducativa, indicó Víctor Gudiel, director general de FUNDAJU.

Desde su inicio, el plan piloto ha beneficiado a 84 hombres y 11 mujeres, a quienes se ha capacitado en temas psicosociales, valores y ciudadanía, violencia y prevención de la violencia, integridad y cuidado físico, así como equidad de género y nuevas masculinidades.

Además  Fiscal General recibirá premio en España

Además de ello, las y los jóvenes cuentan con apoyo psicológico individual y colectivo, mismo que reciben sus familias, el cual es brindado por estudiantes de la Escuela de Sicología, de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC).

Por su parte personal de la Asociación Pro Bienestar de la Familia (APROFAM) da acompañamiento en temas sobre salud sexual y reproductiva, y prevención de infecciones de transmisión sexual.

El director de FUNDAJU señaló que los menores integrantes del proyecto deben tener entre 13 y 18 años, contar con tutores responsables y residir en los departamentos de Guatemala, Sacatepéquez, Escuintla, Chimaltenango o El Progreso, sin embargo es el Organismo Judicial (OJ) el que determina quiénes participa, mediante solicitud de las y los jóvenes y un estudio realizado por los juzgados.

Además  Guatemala ha recibido noticias inspiradoras, resalta columnista

Durante el 2013 ingresaron al OJ judicial 2 mil 600 casos de adolescentes en conflicto con la ley, de los cuales 1 mil 600 fueron resueltos con medidas socioeducativas y 980 resultaron en sentencias condenatorias.

Gudiel resaltó que la mayoría de casos en que las y los menores de edad incurren en un delito es por desconocimiento o por manipulación de miembros del crimen organizado, quienes los amenazan con dañarlos a ellos o sus familias.

En el proyecto, señaló el director de FUNDAJU, se capacita a las y los adolescentes para evitar las relaciones con otros congéneres o personas que puedan involucrarlos en actividades ilegales.

Destacó además que algunos miembros del programa han tenido que abandonar, en ocasiones de manera temporal sus colonias, debido a amenazas que han recibido.

Además  Alta Verapaz. Instalan feria educativa informativa en CUNOR

Aunque por el momento el programa contempla únicamente a cinco departamentos, se espera que éste se amplíe a otras zonas, siendo la primera de éstas Quetzaltenango, donde existe un juzgado de menores.

Las medidas socioeducativas tienen una duración de un semestre y son impartidas en la sede de FUNDAJU, en la zona 11 capitalina, sin embargo alguno de los jóvenes que han cumplido la sentencia del juzgado han manifestado su anuencia por continuar en el programa, afirmó Gudiel.

De los 95 jóvenes que participan en el plan piloto, 18 concluirán sus estudios a nivel diversificado y esperan continuar con su educación superior; por su parte, el sector privado ha brindado 12 plazas de trabajo, espacios que se espera se amplíen en el próximo año.

Comments

comments

No hay comentarios