Seguir en Facebook
Ortiz Chamale

Guatemala, 14 de Noviembre de 2014 (Cerigua).- La historia criminal de la narcotraficante que aparentemente heredó la red que solía ser dirigida por el capo del crimenJuan Chamale” arroja luz sobre los vínculos entre los principales grupos criminales de Centroamérica y cómo estos facilitan el tráfico de drogas a lo largo de la región.

Ortiz ChamaleUn artículo de InSight Crime refiere que las autoridades internacionales han acusado a Sebastiana Hortencia Cottón Vásquez, alias “Tana” o “Doña”, de 59 años, por el tráfico de 40 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, a través de Centroamérica; fue capturada el 8 de octubre en el sur de México y al parecer trabajaba con el Cartel de Sinaloa.

Además  Ex Kaibil es el tercer capturado por el asesinato de Facundo Cabral

Según la Prensa Gráfica, de El Salvador, los investigadores de Nicaragua la han señalado como la heredera del grupo criminal que estuvo al mando del extraditado narcotraficante guatemalteco Juan Alberto Ortiz López alias “Juan Chamale”.

Luego de la captura de Chamale, Vásquez habría desarrollado profundos vínculos con las operaciones del grupo criminal nicaragüense “Los Charros”, que en 2012 fue relacionado con el asesinato del cantante argentino Facundo Cabral, y en 2013 fueron condenados 13 de sus miembros, por tráfico de drogas.

Vásquez también estaría vinculada a la organización narcotraficante de Los Valle, en Honduras, cuyos principales líderes fueron capturados recientemente, y a la red del capo salvadoreño Jorge Ulloa Sibrián, alias “Repollo”, detenido en Guatemala en 2013.

Además  Campaña turística buscará contrarrestar impacto por el asesinato de Facundo Cabral

InSight Crime considera que Los presuntos vínculos de Vásquez con varios grupos criminales de Centroamérica son una señal de lo flexibles que necesitan ser los operativos criminales en esta región, sobre todo cuando se trata de tráfico de drogas; las redes de transporte de drogas de Centroamérica generalmente mueven cocaína en función de las necesidades de los carteles mexicanos, en lugar de mantener lealtad a un solo grupo en particular.

Este tipo de relaciones flexibles también han salido a la luz durante el juicio en curso de Repollo, que según el testimonio de uno de los miembros clave de su red, estaba asociado con 11 pequeñas células de narcotráfico en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala.

Además  Nicaragua. Armas incautadas pertenecían al cártel de Sinaloa

Mientras tanto, en el caso de los Valle, además de sus presuntos vínculos con Vásquez, se cree que han trabajado con Jairo Orellana Morales, un narcotraficante guatemalteco cuya afición por el robo de cargamentos de droga le ha ganado el título de “El Rey de Tumbes”, concluye InSigth Crime.

Comments

comments

No hay comentarios