Seguir en Facebook

Guatemala, 30 de Octubre de 2014 (Cerigua).- El Congreso de la República está conformado por 158 representantes, 31 de ellos elegidos por el Listado Nacional y 127 elegidos en 24 regiones. La mayoría de curules están ocupadas por hombres (138) y únicamente 20 por mujeres, lo que muestra que no existe un equilibro de género en la representación del Organismo Legislativo. Se han discutido cambios a la Ley de Partidos Políticos para que las diputaciones tengan equidad étnica y de género en un 50 por ciento, sin embargo la propuesta no fue apoyada por los parlamentarios. 

En noviembre del 2013, el Congreso de la República envió a la Corte de Constitucionalidad una consulta sobre reformas la Ley Electoral y de Partidos Políticos, entre la que se encontraba la participación del sector femenino y de pueblos indígenas en cargos de elección popular. La Máxima Corte determinó, a través de un dictamen enviado al Legislativo en julio pasado, que tanto las mujeres como los pueblos indígenas debían participar en un mínimo de 30 por ciento en las elecciones al Congreso. Hasta la fecha las modificaciones a la ley no han sido discutidas.

Hasta mediados de octubre, 87 diputados y diputadas habían cambiado de partido, algunos en más de una ocasión. Llama la atención que pese a que las mujeres apenas ocupan 20 escaños en el Legislativo, 8 de ellas mutaron de organización política. De los 138 hombres electos a la actual legislatura, 79 han cambiado de bancada. Durante este periodo se formó la agrupación TODOS, la cual está conformada mayoritariamente por representantes electos de la UNE y GANA.

Porcentaje de diputados tránsfugas

Las diputadas y los diputados tránsfugas representan un 55.6 por ciento de los congresistas electos. Porcentaje de diputados por bancada El partido oficial inició como bancada mayoritaria en el Congreso de la República, con 49 curules, seguido por la UNE 35 y LIDER con 15. A la fecha LIDER, cuya bancada originalmente fue tomada de diputados de la UNE, es el grupo con mayor número de diputados (51), seguido por el PP (45) y la UNE (18). Esta última bancada fue la que más representantes perdió, 26 en total, sin embargo el caso que más llama la atención es el de UCN que inició con 12 curules, pero hasta la fecha solo un diputado continúa ligado a la agrupación. El PAN perdió los dos únicos diputados con los que inició la legislatura. En el caso de las bancadas que no perdieron a ningún representante se encuentra EG, URNG y WINAQ. Estas agrupaciones iniciaron con tres, dos y un representante, respectivamente. Otro caso particular es el del FRG que inició el periodo con nueve representantes, de los cuales 8 cambiaron de bancada. El partido cambió de nombre a PRI y cuenta únicamente con un diputado.

Además  Pobladores de asentamientos se retiraron del Congreso luego de 142 días de protesta

En todos los distritos electorales hubo por lo menos un diputado o diputada que cambió de partido, en algunos casos, todos los políticos electos emigraron hacia otra bancada. Los representantes del Listado Nacional fueron quienes más cambiaron de bancada, ya que de 31 electos, 16 son tránsfugas. Otro caso que llama la atención es el del Distrito de Alta Verapaz, donde fueron electas 9 personas para ocupar cargos en el Congreso, de las cuales 8 cambiaron de organización política.

En otros países es imposible que un diputado se cambie de bancada o se declare independiente, al incurrir en esta acción pierde su investidura como congresista y cede su lugar a uno suplente de la misma agrupación política. La segunda semana de octubre el MSICG solicitó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) dejar vacantes las 85 curules de los congresistas tránsfugas –el último dato del Legislativo es de 87 diputados que han cambiado de bancada-, afirmando que la acción de éstos violenta los artículos 12 y 13 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos. La organización consideró inviable que una persona electa por una agrupación política se cambie a otra, toda vez que no fue postulada por los órganos facultados para ello y porque tal situación conduce a la alteración del voto emitido por los ciudadanos. Al respecto, el abogado constitucionalista, Gabriel Orellana, subrayó que el TSE carece de competencia constitucional y legal alguna para resolver y para declarar la vacancia solicitada por el MSICG; más aún, por la causal invocada para tal desafuero. Se lo impide el raquitismo del artículo constitucional 223, fuente de grandes perjuicios para nuestra vida política, armonizado con los artículos constitucionales 34 (derecho de asociación); 35 (libre emisión del pensamiento); 157 (mandato representativo de los diputados); y 161, inciso b (irresponsabilidad de las opiniones de los diputados) y en el Principio de Supremacía Constitucional establecido en el Preámbulo y en los artículos 44 (párrafo tercero), 175 y 204 de la Carta Fundamental. Este tipo de acciones implican un fraude al voto de la población y muestra claramente la falta de ética y convicciones político ideológicas de los diputados tránsfugas

Además  Organismo Ejecutivo recibió la nueva propuesta de reformas a la LEPP

Comments

comments

No hay comentarios