Seguir en Facebook

Guatemala, 22 de Octubre de 2014 (Cerigua).- Pobladores de las comunidades Pilar I y II de San Juan Sacatepéquez reiteraron ante delegados de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) su descontento por la presencia de elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y del ejército, quienes fueron desplazados al área luego del Estado de Prevención decretado el pasado mes por el Ejecutivo y que se amplió esta semana.

De acuerdo con la PDH, los comunitarios han denunciado que las fuerzas de seguridad han provocado temor en los niños, niñas y mujeres, debido a que no están acostumbrados a ver una gran cantidad de oficiales y soldados en el municipio.

Además  MP allana sede del SIGA y cierra bodega con lectores de tarjetas electrónicas

Anteriormente, vecinos de San Antonio las Trojes I señalaron que los miembros de la PNC cometían abusos en contra de la población, cuando revisan los vehículos donde se movilizaban.

Según la denuncia, los agentes policiales al momento de revisar los pick-ups que ingresan y salen de la comunidad, provocan daños en las legumbres y hortalizas de los comerciantes, por lo cual les es imposible vender los productos.

Además señalaron miembros de la comunidad que los oficiales se propasan con las mujeres, debido a que durante el registro tocan sus partes íntimas, situación que no es denunciada por las víctimas por temor..

Este martes, con la publicación en el Diario Oficial, el gobierno amplió, por segunda ocasión el Estado de Prevención en San Juan Sacatepéquez, el cual fue decretado el 21 de septiembre, luego del asesinato de 11 personas en hechos aún no esclarecidos.

Además  Asesinan a director de radio Estereo Azúcar en Carretera a El Salvador

Esta medida se implementó, de acuerdo con el Ejecutivo, para garantizar la seguridad de la zona, sin embargo pobladores han denunciado que esto ha servido para realizar capturas ilegales de personas que se oponen al funcionamiento de la cementera.

El Estado de Prevención limita la portación de armas de fuego, las manifestaciones públicas o concentraciones públicas, las reuniones al aire libre y el estacionamiento de vehículos en zonas que afecten los servicios públicos; vecinos han denunciado que con éstas medidas, las fuerzas de seguridad les han impedido también la celebración de servicios religiosos.

Comments

comments

No hay comentarios