Seguir en Facebook

Guatemala 18 de Octubre de 2014  (Cerigua).- Las leyes y prácticas discriminatorias sobre la tenencia de la tierra para las mujeres, es una marginación que reduce en gran medida el potencial de las mujeres rurales como productores agrícolas, puesto que limita su contribución a la seguridad alimentaria, frustra sus esfuerzos de gestión sostenible de la tierra y socava su bienestar y el de sus familias, indicó Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

De acuerdo con la funcionaria internacional, el Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se conmemora el 15 de octubre, es una buena oportunidad para atraer la atención mundial sobre las contribuciones y las preocupaciones de las mujeres rurales, cuyas situaciones y opiniones son desconocidas.

Mlambo-Ngcuka indicó que todos los gobiernos y el Sistema de Naciones Unidas deben comprometerse a reconocer las contribuciones y los derechos de las mujeres rurales, incluidos sus derechos a la tierra y los recursos.

Además  SNU lamenta el asesinato de dos menores de edad en Tactic, Alta Verapaz

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres dijo que es necesario generar el impulso de las mujeres rurales, además de apoyar y garantizar su empoderamiento para que puedan reclamar los derechos que se merecen y disfrutar plenamente de los beneficios del desarrollo.

En todo el mundo la desigualdad de género con respecto a la tierra y otros recursos productivos está intrínsecamente relacionada con la pobreza y la exclusión de las mujeres.

Los derechos al acceso, el uso, el control y la propiedad de la tierra y otros recursos, son esenciales para prevenir la situación de pobreza que muchas de ellas viven, indicó Mlambo-Ngcuka, quien destacó que se deben escuchar las voces de las mujeres rurales en las deliberaciones, los debates y la formulación de políticas que afectan a sus vidas.

En varias naciones aún existen leyes discriminatorias y prácticas que rigen la herencia y los bienes conyugales, reformas agrarias sesgadas que otorgan más privilegios a los hombres que a las mujeres, desigualdad en el acceso a los mercados de tierras y actitudes y creencias que limitan el acceso de ellas a la tierra.

Además  El Progreso. Estudio de bienestar humano y ambiental del Corredor Seco logra avances

Para la funcionaria es fundamental que los derechos de las mujeres a la tierra y otros recursos productivos se aborden en la hoja de ruta post-2015 y se incluyan en los futuros Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por su parte, Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), indicó que las mujeres rurales son una fuerza que puede impulsar el progreso a nivel mundial y destacó que se debe aprovechar ese potencial para lograr los tres objetivos que la entidad se ha fijado para el 2015.

Ki-moon recordó que los datos y estadísticas dan cuenta que con frecuencia las mujeres rurales viven en la primera línea de la pobreza, los desastres naturales y otras amenazas.

Además  Aprender a leer y escribir contribuye a la paz: Irina Bokova

En los países en desarrollo las mujeres rurales constituyen más del 40 por ciento de la fuerza de trabajo agrícola, son ellas las que producen, procesan y preparan muchas de las comidas de la sociedad, suelen asumir la responsabilidad primordial de la seguridad alimentaria, el estado de salud y las oportunidades de educación en los hogares.

Finalmente, Ki-moon dijo que al proporcionar a las mujeres rurales acceso a recursos naturales y agrícolas productivos, se les empodera y pueden contribuir en mayor medida a aliviar el hambre y mejorar la capacidad de las comunidades para hacer frente a los efectos del cambio climático, la degradación de la tierra y los desplazamientos, lo que beneficia a todo el mundo.

Comments

comments

No hay comentarios