Seguir en Facebook

Guatemala, 15 de Octubre de 2014(Cerigua).- Las 33 comunidades afectadas por la construcción de la Hidroeléctrica Chixoy recibirán por parte del gobierno un resarcimiento de Q1 mil 200 millones, cifra que será cancelada durante los próximos 15 años.

Luego de una reunión sostenida entre autoridades del Ejecutivo y representantes de la Coordinadora de Comunidades Afectadas por la Construcción de la Hidroeléctrica Chixoy (COCAHICH) se acordó esta cantidad, la que será divida en Q200 millones para pagos individuales y el resto para obras de infraestructura.

El pacto, que será publicado mediante acuerdo gubernativo en el Diario Oficial, incluye la reparación de tierras, saneamiento y mejoramiento de centros de salud, construcción de escuelas y puentes, así como la recuperación de piezas arqueológicas.

Además  Presidente de Guatemala promoverá un grupo de países amigos de la reforma a la política global de las drogas

Miguel Ángel Balcárcel, responsable del Sistema de Diálogo del Ejecutivo, señaló que el plan de resarcimiento contará con un presupuesto anual de Q107 millones.

Se trata de un pacto histórico luego de un proceso de más de 30 años de negociación, altamente relacionado con los daños por la construcción de la hidroeléctrica, en la que se cometieron varios atropellos que no fueron reparados por administraciones anteriores, resaltó Balcárcel.

Durante la firma del acuerdo se contó con la presencia como testigos, del Procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque y el representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Alberto Brunori.

Además  Guatemala rechaza afirmaciones contenidas en informe de ACNUDH

La construcción de la Hidroeléctrica Chixoy comenzó en 1975, periodo en que el inició también una seria represión en contra de las comunidades aledañas al proyecto, que se oponían a la edificación; cientos de familias fueron despojadas y obligadas a emigrar de la zona, en tanto otras fueron asesinadas.

En enero de este año Estado Unidos presionó al gobierno de Pérez Molina a acelerar el resarcimiento a las 33 comunidades, al condicionar la ayuda militar al país en tanto no se lograra un acuerdo con los afectados.

Comments

comments

No hay comentarios