Seguir en Facebook

Guatemala, 09 de Octubre de 2014 (Cerigua).- El Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) será querellante adhesivo en el proceso que se sigue por la desaparición de los hermanos José Lizandro, Rolando Arnulfo y Gustavo Adolfo, todos de apellidos Zamora Santos, supuestamente secuestrados por elementos del ejército el 24 de agosto de 1983.
Los hermanos Zamora Santos, que tenían entre 25 y 30 años, habrían sido sacados de su hogar, en el municipio de Santa Ana, Petén, hace 31 años; sus familiares los buscaron por todas partes, pero jamás encontraron una respuesta que les permitiera dar con el paradero de sus seres queridos, señala en un comunicado de prensa la organización humanitaria.

Además  Número de muertos por violencia aumentó en los primeros meses del 2011, según la PDH

Desde los inicios del GAM se interpusieron acciones de exhibición personal a favor de los hermanos Zamora Santos, pero el Estado nunca dio a conocer información sobre su paradero.

Sin embargo, los esfuerzos por encontrar justicia por parte de los familiares continúan y este miércoles 8 de octubre, a más de 31 años de la desaparición de los hermanos Zamora Santos; el Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad  Delitos contra el Ambiente resolvió aceptar al GAM como querellante adhesivo, en el proceso en el que el Ministerio Público (MP) y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) ya abrieron una investigación para establecer responsabilidades contra quienes hayan participado en el hecho.

Además  Al menos 2.516 hombres y 400 mujeres fueron asesinados en lo que va del 2009

A decir del GAM, este es un paso más en la búsqueda de justicia para las víctimas de desaparición forzada cometidas por aparatos estatales, en el marco del Conflicto Armado Interno, los esfuerzos de todos aquellos que buscan justicia deben continuar, las horrendas violaciones a los derechos humanos cometidas en el pasado deben ser juzgadas, sancionadas y reparadas, ya que sólo así se podrá construir una nación reconciliada.

Comments

comments

No hay comentarios