Seguir en Facebook

Guatemala, 31 de Julio de 2014 (Cerigua).-  Una nueva agresión contra miembros de la resistencia pacífica en “La Puya”, San José del Golfo, Guatemala, se llevó a cabo este viernes por parte de trabajadores de la empresa norteamericana Kappes Kassiday & Associates (KCA) y la minera Exploraciones Mineras de Guatemala (EXMIGUA), cuando intentaron ingresar de manera violenta, maquinaria pesada.
De acuerdo con la información de la periodista Alicia Llamas, publicada en Prensa Comunitaria, el convoy llegó a las 2 de la mañana y a su ingreso al campamento de la resistencia, los camiones arrancaron muchas de las lonas que sirven de techo para los espacios de cocina, salón de actividades político-culturales y para celebraciones religiosas.

Además  Vehículo de empresa de seguridad de Jefe de la SAAS transportaba armas que estarían destinadas a pandilleros

Los trabajadores pretendían entrar tres furgones y una máquina pesada para el procesamiento del lavado de minerales, especialmente oro; a las 8.24 horas se presentaron nuevamente acompañados por 200 elementos antimotines de la Policía Nacional Civil (PNC), quienes amenazaron nuevamente con desalojar a la población si no se permitía el ingreso o salida de los equipos.

Delegados del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) llegaron a San José del Golfo, pero se retiraron muy pronto, en tanto defensores y defensoras de los derechos humanos permanecen en el lugar.

Líderes de la resistencia pacífica hicieron un llamado a la población a denunciar el uso de la violencia y la zozobra, para garantizar la implementación de los proyectos mineros en Guatemala; también alertaron sobre la intención de la cartera del Interior, de violar sus derechos humanos.

Además  Operativos en busca de eliminar depósitos de armas ilegales

La resistencia pacífica busca impedir el acceso de maquinaria pesada a la mina Progreso VII Derivada, conocida como El Tambor, propiedad de la EXMINGUA, subsidiaria de la estadounidense Kappes, Cassiday & Associates.

Se oponen a la extracción minera en defensa de los recursos naturales y del agua, un líquido que, según han dicho, es escaso dentro de la región y que además temen que sea contaminado; en marzo pasado cumplieron dos años desde que se organizaron para bloquear la carretera, a 30 kilómetros de la ciudad de Guatemala.

Comments

comments

No hay comentarios