Seguir en Facebook

Guatemala, 14 de Julio de 2014 (Cerigua).- El llamado Bono Demográfico, esa franja de población en donde se incluye a los jóvenes, debería ser una ventana de oportunidad para países como Guatemala, dado el enorme potencial que tienen para asimilar, crear, aprender, transformar y producir, pero está en grave riesgo, por las condiciones en las que se encuentran, dijo Ileana Alamilla, en su columna “Eclipse”.
La periodista señaló que el 98 por ciento de las víctimas de explotación sexual tienen entre 15 y 17 años, y que el Estado invierte apenas 1 quetzal con 27 centavos diarios en cada adolescente, lo que la lleva a preguntarse ¿cómo vamos a aprovechar ese tesoro?, si lo que estamos provocando es que su única aspiración sea buscar otro lugar a donde ir a desarrollar su vida, en el mejor de los casos, pues algunos de ellos han sido atrapados en redes criminales o son víctimas de la demencial violencia.

Además  No hay políticas para corregir las injusticias: Ileana Alamilla

Alamilla destacó que la educación, un factor clave para el desarrollo, ha reportado entre 2012 y 2013 una baja del 0.58 por ciento en todos los niveles educativos, siendo el porcentaje más dramático en la primaria, con un 3.7 por ciento; si a eso agregamos que hay una gran brecha entre quienes tienen acceso a preprimaria y los que no, es evidente que llegan en condiciones adversas al primer grado.

Un ser humano que desde su nacimiento carece de los nutrientes básicos, que vive rodeado de pobreza, sin oportunidades ni accesos, empieza su vida en desventaja, si llega a la pubertad está marginado del desarrollo, pasa a la adolescencia y juventud con insuficiencias que se ven reflejadas en su presente y en su futuro, indicó.

Además  El derecho a saber: Ileana Alamilla

El cambio generacional cualitativo se esfumó; el desempleo, la economía informal e involucrarse en actividades ilícitas son algunas de las alternativas que se les dejan; Jalapa es un ejemplo de este drama; es el departamento con mayor porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan; su sueño es migrar a Estados Unidos; Quiché, Escuintla, Santa Rosa, Alta Verapaz, San Marcos y Zacapa, tienen similar problema.

La juventud quiere atravesar la frontera; hoy ese drama se ha convertido en “crisis humanitaria” que cierra con doble candado esa puerta; en muchos lugares las economías familiares cuentan con el ingreso de las remesas, ahora quienes tenían esa esperanza deben descartarla; Esta herencia conducirá al suicidio colectivo, concluyó Alamilla.

Además  Permanentes nubarrones: Ileana Alamilla

Comments

comments

No hay comentarios