Seguir en Facebook

Guatemala, 08 de Julio de 2014 (Cerigua).- La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU- Derechos Humanos) en Guatemala manifestó su preocupación por la situación de vulnerabilidad que enfrentan las y los defensores de derechos humanos en este país.
pdh-guatemalaEl Alto Comisionado alertó sobre las condiciones que enfrentan los hombres y mujeres, guatemaltecos y extranjeros, que defienden los derechos humanos, en especial los económicos, sociales, culturales, ambientales y de los pueblos indígenas, en el marco de la explotación de los recursos naturales.

ONU Derechos Humanos expresó preocupación por la decisión de la Dirección General de Migración, del Ministerio de Gobernación, de cancelar la residencia temporal a dos miembros de Brigadas Internacionales de Paz (PBI), quienes han dado acompañamiento a defensoras y defensores de derechos humanos y sus organizaciones.

Además  Iniciativas de ley de seguridad y justicia deslegitiman y debilitan el Estado de Derecho, según la ONU

Hacemos un llamado a las autoridades nacionales para que revisen su decisión y reconozcan públicamente el trabajo que desarrollan defensoras y defensores de derechos humanos, nacionales e internacionales en Guatemala, señaló el organismo internacional.

En el mismo sentido instó a garantizar el ejercicio de sus labores en un entorno seguro y propicio, de conformidad con la Declaración sobre Defensores de Derechos Humanos y la Resolución sobre Protección a Defensores, del Consejo de Derechos Humanos.

La pasada semana, la representación de PBI en Guatemala dio a conocer que autoridades de Migración habían suspendido la residencia temporal de dos de sus observadores; en la notificación no se pudo argumentar la decisión de las autoridades, aseguró la organización.

Además  Instan a periodistas a denunciar hechos en su contra

Migración también dio 10 días de plazo para abandonar el país a los miembros de PBI, que vencerá el próximo jueves, quienes realizaron labores de observación durante el desalojo violento de comunitarios en La Puya a inicios de junio.

En año pasado el Ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, advirtió que expulsaría del país a extranjeros que se entrometieran en asuntos internos e instigarán a comunitarios a cometer actos fuera de la ley; el funcionario dijo tener conocimiento de personas que, a su criterio, incurrieron en arbitrariedades, sin embargo nunca hizo públicos nombres organizaciones o miembros de éstas.

Comments

comments

No hay comentarios