Seguir en Facebook

Guatemala, 27 de Junio de 2014 (Cerigua).- El Comité de Unidad Campesina (CUC) denunció que personas vestidas con uniformes de la Policía Nacional Civil (PNC), que se conducían en un vehículo particular, capturaron a Maximiliano Pérez, quien se desempeña como autoridad ancestral en la región norte de Quiché.
Un comunicado de la organización campesina, destaca que Pérez es dirigente del CUC en esa zona del país, miembro de una comunidad que se ha convertido en un centro de justicia para la mediación de conflictos.

En ese centro de mediación se han resuelto conflictos con transportistas, intercomunitarios e incluso relacionados con el pago de deudas en bancos del sistema, por lo que diversas personas buscan su apoyo, señala la información.

Además  Diversas organizaciones se solidarizan con demandas campesinas

El comunicado añade que hay antecedentes de solución de conflictos en el marco del pluralismo jurídico, que ha sido necesario implementar ante la discriminación de que son objeto los Pueblos Indígenas en Guatemala, tal y como lo reconoció la Procuraduría de los Derechos Humanos el 14 de marzo pasado, en el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Sin embargo, entes del Estado guatemalteco se niegan a reconocer el pluralismo jurídico y la aplicación del derecho jurídico Maya, por lo que han criminalizado este ejercicio de mediación que impulsa Maximiliano Pérez y se ha desatado una persecución en su contra.

Además  Condena contra Sperisen, un avance para la justicia: Convergencia de Derechos Humanos

Dado el reconocimiento que tiene Pérez en la región, la población y vecinos del lugar reaccionaron para rescatarlo de sus captores, para evitar que corra la suerte de otros dirigentes comunitarios que han sido secuestrados.

Finalmente, el CUC demanda que se garantice la seguridad física y que no se criminalice el papel de mediación realizado por Maximiliano Pérez.

Comments

comments

No hay comentarios