Seguir en Facebook

Guatemala, 16 de Junio de 2014 (Cerigua).- Autoridades del Ministerio Público (MP) y de la Policía Nacional Civil (PNC) capturaron este sábado, en dos operativos distintos, a dos militares retirados acusados de delitos contra la humanidad, hechos realizados entre 1982 y 1983, época en que Efraín Ríos Montt gobernaba el país.
En el primer allanamiento, efectuado en el municipio de Panzós, Alta Verapaz, fue capturado Heriberto Valdez Asij, ex comisionado militar, en tanto en la zona 6 capitalina fue detenido Esteelmer Francisco Reyes Girón, ex comandante en el destacamento de Sepur Zarco, en El Estor Izabal; las órdenes de aprehensión fueron emitidas por el Juzgado de Primera Instancia de Mayor Riesgo B.

Además  Capturan a trabajador de la CGC por indicios de lavado de dinero

De acuerdo con la Fiscalía de Derechos Humanos del MP, a Reyes Girón se le acusa de que bajo su mandato habría sido capturada y ejecutada una mujer junto con sus tres hijas, en El Estor.

En tanto Valdez Asij es sindicado de haber participado en un operativo realizado el 25 de agosto de 1982, en el que fueron detenidas y desaparecidas 18 personas, actos cometidos en el mismo municipio.

La organización Mujeres Transformado el Mundo manifestó su satisfacción por las capturas, las que consideraron como un paso importante para que las mujeres sobrevivientes de violaciones por parte del ejército accedan a la justicia.

Además  Dos fiscales fueron detenidos por presunta colaboración con narcotráfico

En 2012, luego de 30 años de silencio, 15 mujeres sobrevivientes de violencia sexual que sufrieron por parte de soldados destacados a Sepur Zarco presentaron su testimonio ante el tribunal que lleva el caso; varias de ellas señalaron también que sus esposos fueron asesinados por parte de las fuerzas castrenses.

Según los testimonios, las víctimas eran retenidas en la base militar, en la que los soldados las obligan a realizar oficios domésticos y además las violaban en reiteradas ocasiones.

Algunas de las afectadas lograban escapar con sus hijos, de los vejámenes a los cuales eran sometidas, sin embargo al encontrarse en la montaña sin amparo ni alimentos sufrieron la muerte de sus pequeños, por inanición.

Además  MSICG denuncia hechos de violencia antisindical

Comments

comments

No hay comentarios