Seguir en Facebook
Sperissen
Sperissen

Ginebra, 27 de Mayo de 2014 (Cerigua/Diego de León Sagot).- El ex subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Javier Figueroa, quien rindió testimonio hoy ante el Tribunal Criminal de Ginebra como testigo de la defensa en el juicio que se sigue contra Erwin Sperisen, ex jefe de la policía de Guatemala entre 2004 y 2007, afirmó que la operación para retomar el centro carcelario Pavón fue “un procedimiento legítimo policial que fue aprovechado para que se diera alguna acción incorrecta”.

Sperissen
Sperissen

Javier Figueroa, a quien le otorgaron asilo en Austria en 2007 tras abandonar el país por presuntas amenazas contra su vida y la de su familia, fue detenido por las autoridades de esa nación en 2010, luego de que el Ministerio Público de Guatemala emitiera una orden internacional de captura, promovida por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por su presunta responsabilidad en las ejecuciones ocurridas en el operativo para retomar el control de la cárcel Pavón.

La CICIG, ente creado por acuerdo entre la ONU y el Estado de Guatemala para investigar estructuras criminales incrustadas en instituciones estatales, acusó a Figueroa de formar parte de una estructura criminal que operaba desde el Ministerio de Gobernación y la PNC, junto con el entonces ministro Carlos Vielmann, el ex jefe de la policía Erwin Sperisen, el ex director de investigación criminal de la policía Víctor Soto, y el asesor venezolano Víctor Rivera; Figueroa quedó absuelto de cargos en octubre de 2013 y hasta la fecha mantiene su estatus de refugiado.

Además  Cerigua promociona Programa de Protección a Periodistas en Alta Verapaz

En el interrogatorio ante el tribunal de Ginebra, Javier Figueroa indicó que durante el operativo de Pavón, el entonces director de la policía Erwin Sperisen “no me dio ninguna orden ilegal” y señaló en relación a las ejecuciones que “la acción no fue ejecutada por la Policía, sino por personas que pertenecían al Ministerio de Gobernación y son ellos los que tenían la responsabilidad”, declaró en descargo de las acusaciones que pesan sobre el ex jefe policial.

Según su testimonio, un escuadrón de efectivos vestidos de negro, encapuchados y algunos con cascos, penetraron de primero el centro penal, él los siguió a unos 20 metros detrás y luego inició un tiroteo que, según su versión, duró entre 20 y 25 minutos; según relata, no fue informado de la muerte de los reos y por rumores supo que Víctor Rivera, entonces asesor del ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, se encargaría de aclarar con el Ministerio Público lo que había ocurrido.

“Yo constaté que Víctor Rivera era el encargado de explicar lo que había pasado ahí… yo ofrecí mi testimonio abierta y públicamente y nunca recibí respuesta de la fiscalía” agregó; al ser indagado respecto del descuido de las escenas de los crímenes señaló que “esa no era responsabilidad de la PNC, sino absolutamente del Ministerio Público” y añadió que “el fiscal a cargo de esa escena del crimen es un total irresponsable que debería estar enfrente de ustedes hoy” en referencia al entonces jefe de la fiscalía de delitos contra la vida, Álvaro Matus, actualmente procesado en Guatemala.

Además  Vicepresidente Espada reitera que gobierno es ajeno a persecución de Giammattei

Relató que a finales del 2006, meses después del operativo en la cárcel, dirigió una investigación sobre Víctor Rivera y sus actuaciones como asesor del Ministro de Gobernación; “esa investigación fue de máximo secreto y por seguridad mía y de mi familia no puedo decir quién es la otra persona que estaba enterada”.

En varios momentos del interrogatorio, el ex subdirector de la PNC se reservó la palabra, como cuando se abordó sobre las ocho ejecuciones que rodean el caso “PARLACEN”,  o cuando la parte querellante hizo alusión a declaraciones pasadas de Javier Figueroa en Austria respecto a que él había destruido documentos; ante esto último la presidenta del Tribunal hizo protocolar “el gran silencio” que provino del interrogado.

Figueroa afirmó ante el tribunal que bajo la presidencia de Oscar Berger hubo ejecuciones extrajudiciales, “siempre las ha habido, pero eso no quiere decir que sea una política…” y agregó que para los años en los que ocupó el cargo en la PNC “el sicariato era una profesión en Guatemala… entre la policía había muchísimos grupos”.

Además  Ministerio de Gobernación implementa Unidad de Gestión Ambiental

El juicio contra el ex director de la policía guatemalteca a quien la fiscalía de Ginebra lo acusa de haber ordenado, planificado y dirigido el asesinato de diez reos, continuará este miércoles con el momento procesal dedicado a los testigos de moralidad, a favor del acusado; declarará únicamente el ex alcalde de la ciudad de Guatemala, Fritz García-Gallont, luego que la esposa del ex jefe policial, Elizabeth Sperisen, se excusó de rendir testimonio ante el Tribunal Criminal de Ginebra.

Los hechos que se le imputan a Sperisen son el asesinato, de siete detenidos de la prisión de Pavón, cercana a la capital de Guatemala, entre ellos uno por mano propia, con el agravante de que habría alterado la escena de los crímenes, con el fin de simular un enfrentamiento entre la policía y los presos, hecho ocurrido el 25 de septiembre de 2006; a estos se suman otros tres homicidios de fugados del centro penitenciario “El Infiernito” el 22 de octubre de 2005, en el Departamento de Escuintla.

Comments

comments

No hay comentarios