Seguir en Facebook

Guatemala, 20 de Mayo de 2014 (Cerigua).- Hasta la fecha en Guatemala persiste la discriminación hacía las trabajadoras sexuales, en especial por funcionarios públicos y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), ante lo cual es fundamental que los empleados públicos sean capacitados para que respeten los derechos de esta población, señaló Marta Godínez, del Sector de Mujeres.

En declaraciones a Cerigua, Godínez dijo que las principales violaciones que sufren las trabajadoras sexuales son el abuso de autoridad que cometen elementos de la policía, así como las redes de trata de personas, que las explotan sexualmente.

Ante este tipo de atropellos, es necesario que el Ministerio de Trabajo vigile por el cumplimiento de los derechos laborales de este sector, afirmó la representante de la agrupación, quien aseguró que el trabajo sexual se encuentra descalificado en el país.

Además  Recuperan camión cargado de café

Los servidores públicos deben cambiar las actitudes de discriminación, racismo y violación a los derechos fundamentales de estas mujeres que acuden a centros de atención del Estado, como hospitales o centros de salud, enfatizó Godínez.

En la legislación guatemalteca no existe ningún código o norma que avale la prostitución o proteja los derechos laborales de las personas que lo ejercen.

El Código Penal de Guatemala, en su Artículo 191, establece que la “Explotación de una persona mayor de edad, a través de la promoción, facilitación o favorecimiento de su prostitución, será sancionada con prisión de cinco a diez años, y con multa de cincuenta mil a cien mil quetzales”.

Pese a esta normativa, en la ciudad como en los departamentos proliferan los centros de prostitución, en muchos de los cuales autoridades han realizado operativos y han encontrado a mujeres guatemaltecas y de otras nacionales que sufren explotación, así como a menores de edad.

Además  Advierten sobre explotación sexual infantil en el país

En relación a los vejámenes que padecen las mujeres a nivel nacional, la representante del Sector de Mujeres señaló que el principal problema sigue siendo la violencia física, así como el asesinato.

Durante los primeros cuatro meses del 2014, en Guatemala han sido asesinadas 228 mujeres y en lo que va de la administración de Otto Pérez Molina, han perecido de forma violenta 1 mil 690 mujeres, según datos del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).

Además de estas violaciones, Godínez enfatizó que no existe respeto por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, los derechos laborales, así como lo concerniente al acceso a vivienda digna y a la educación de calidad.

Además  Agente de la PNC fallece tras balacera en Tikal Futura

Comments

comments

No hay comentarios