Seguir en Facebook
Sperissen
Sperissen, Carlos Vielman. Foto: DCA

Ginebra, 15 de Mayo de 2014 (Cerigua/Diego de León).- El juicio contra Erwin Sperisen, ex jefe de la Policía Nacional Civil, inició este jueves en el Tribunal Criminal de Ginebra; la defensa del acusado utilizó el momento procesal para introducir cuatro incidentes, los cuales fueron rechazados en su totalidad por el ente judicial, tal como lo declaró la presidenta Isabelle Cuendet en la audiencia vespertina.

Sperissen
Sperissen, Carlos Vielman. Foto: DCA

La polémica giró en torno a una publicación de una revista suiza, L’Ilustré, en cuya edición de ayer, a un día del inicio del juicio, reveló un reportaje, con fotografías y datos que hasta ahora se mantenían en estricta reserva por motivos de seguridad, a la madre de uno de los reclusos asesinados en 2007 en Pavón, María del Socorro Vásquez, quien formalmente se constituyó en demandante de Sperisen desde el 1 de marzo de 2013.

Vásquez, de más de 70 años, aduce en el reportaje no saber sobre el proceso en curso y afirma no conocer a la abogada que actúa en su representación en Ginebra, Alexandra Lopez; la defensa pretendía frenar el proceso por considerar que las revelaciones de la publicación sentaban dudas sobre la veracidad de la demanda penal presentada por la madre del reo asesinado Carlos René Barrientos Vásquez.

Además  Se refuerza señalamiento contra Sperisen como miembro de estructura dedicada a limpieza social

Dos incidentes más se presentaron en torno a la admisibilidad de dos testigos que la defensa los consideraba clave: el ex presidente de Guatemala, Oscar Berger Perdomo, y el entonces director del Sistema Penitenciario Alejandro Giammattei; el Tribunal Criminal los dejó fuera de la lista de personas que ofrecerán su testimonio ante los jueces.

La solicitud para que se integraran ambos testigos se basaba en que el ex Presidente de Guatemala fue testigo clave en el proceso contra Javier Figueroa en Austria, en tanto Alejandro Giammattei afrontó un proceso judicial en Guatemala, sobre los mismos hechos ocurridos en la retoma de Pavón en 2006, del cual fue declarado inocente; según la defensa de Sperisen, ambos tienen información importante que serviría para aclarar la verdad sobre los diez asesinatos que se le imputan al entonces Jefe de la Policía de Guatemala.

Además  Director de la PNC bajo investigación

Según informaron los abogados defensores al Tribunal, Oscar Berger y Alejandro Giammattei tenían una reserva de vuelo a Ginebra para finales de mayo, para hacerse presentes en el Tribunal y rendir su testimonio, si hubieran sido aceptados para ello, previsiblemente el 28 de este mes.

El cuarto incidente que planteó la defensa se refirió a una supuesta comunicación por correo electrónico entre uno de los testigos de la Fiscalía y el procurador de Ginebra Yves Bertossa, aparentemente en alemán, a la que la defensa exigía tener acceso.

El acta de acusación presentada al inicio del juicio establece que los hechos que se le imputan a Erwin Sperisen son constitutivos de asesinato, sobre la base de los artículos 111 y 112 del Código Penal Suizo; el documento judicial hace referencia a los operativos “Plan Gavilán”, dirigido a recapturar y eliminar prófugos de la cárcel El Infiernito, y el plan “Pavo Real” cuyo propósito era la retoma del centro penal Pavón.

Además  Defensa de inculpados en caso Pavón tendran acceso a parte de las pruebas de la Cicig

Sobre ambos planes, la Fiscalía acusa a Erwin Sperisen de haber participado en la planificación y ejecución; en el caso de la operación “Pavo Real”, el documento señala que bajo las órdenes de Sperisen un grupo fuertemente armado, portando uniformes tipo swat, penetró el centro de detención, acción que culminó con la ejecución de siete detenidos.

Este grupo estaba compuesto notablemente por los agentes de la PNC Aldo Stefano Figueroa Días, Víctor Soto, José Luis Benítez Barrios, Henry Danilo Benítez, Javier Figueroa, José Roberto Villaverde Mayorga y Víctor Rivera; también se le acusa de haber manipulado las escenas del crimen  con el fin de hacer creer que hubo un enfrentamiento armado entre los detenidos y las fuerzas de seguridad.

Comments

comments

No hay comentarios