Seguir en Facebook

Guatemala, 07 de Mayo de 2014 (Cerigua).- Los debates promovidos este año por la UNESCO, en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, se centraron en el papel del los medios en la llamada gobernanza y la comunicación con el desarrollo, así como sobre la seguridad de los periodistas, ante el incremento de asesinatos en muchos países, destaca un artículo de Paco Audije, publicado por Reporteros en Español. 

“La Libertad de palabra ayuda al desarrollo, pero tiene sus propios valores intrínsecos. Es tanto un medio como un fin”, dice la presentación de la UNESCO; esta entidad, a pesar de los casos de corrupción internos que ha enfrentado, ha contribuido enormemente a la lucha contra el racismo, a la defensa del patrimonio artístico y arquitectónico en todos los lugares del mundo.

Audije señala que la UNESCO ha recorrido un buen trecho, no siempre rectilíneo, y que de nuevo deberíamos volver atrás para recordar las polémicas planetarias del informe MacBride, que se presentó en la Conferencia General de 1980; su expresivo título “Un solo mundo, voces múltiples”, ya adelantaba sus intenciones: romper con el discurso oligopólico de las cinco grandes agencias mundiales.

En la comisión, que presidió el irlandés Seán MacBride, estuvieron también Hubert Beuce-Mérfy, fundador del diario Le Monde; el soviético Leonid Zamiatin y Marshall McLuhan, así como el recién fallecido, Gabriel García Márquez.

La presidencia de Ronald Reagan fue la base de los ataques contra las ideas contenidas en el informe MacBride, que aunque logró reconocimiento internacional, terminó arrinconado oficialmente en la propia UNESCO; los viejos oligopolios no han desaparecido del todo y se difuminan en la Red, amenazados por los nuevos, a su vez disfrazados de “apertura universal”.

Descubrimos cada día sus beneficios, pero también su maridaje con el espionaje de cada uno de nuestros pasos, de cada una de nuestras células cerebrales, de cada uno de nuestros pensamientos más íntimos; necesitamos un segundo informe MacBride, subrayó Audije.

Finalmente, el periodista recomienda al lector que se acerque a los documentos y al sitio de la UNESCO para revivir el informe MacBride; parte de los viejos impulsos, de los debates anteriores, de los aciertos y errores de aquella vivísima UNESCO, siguen vigentes, esa ha sido nuestra impresión en todo lo que hemos podido ver y escuchar estos días en la sede de la organización en París, concluyó.

Comments

comments

Además  Clausuraron Semana Nacional de la Lectura en El Progreso

No hay comentarios