Seguir en Facebook

Guatemala, 21 de Abril de 2014 (Cerigua). – Aproximadamente el 89 por ciento de los casos de asesinatos y desapariciones de periodistas, así como de los ataques contra medios de comunicación en México continúan en la impunidad, esto debido a la ineficiencia en las investigaciones por parte de autoridades, denunció la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La Comisión recordó que en agosto del pasado año emitió una recomendación, en la que advirtió que la impunidad en los hechos contra periodistas obedece a que las autoridades ministeriales incumplen su función de investigar y recabar pruebas de los casos.

De igual manera señaló que las autoridades encargadas de la seguridad pública no han logrado desarrollar políticas que prevengan los actos violentos contra la prensa, lo que constituye, sea por acción u omisión, un aliento a la impunidad.

Además  Peligro creciente para la prensa: Ileana Alamilla

Del año 2000 a la fecha, la CNDH ha documentado el asesinato de 88 periodistas y trabajadores de la prensa, aparentemente por su labor profesional; en tanto desde el 2005 ha registrado 20 desapariciones de miembros de la prensa y 41 atentados contra medios de comunicación, de 2006 a la fecha.

De igual manera indicó que mediante su Programa de Agravios a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, ha recibido entre el 1 de enero del 2010 y el 28 de febrero del 2014, 347 quejas por violaciones a los derechos humanos en contra de miembros de la prensa.

En la misma recomendación de agosto del año pasado, la CNDH había solicitado a diversas entidades del Gobierno y del Estado mexicano garantizar las condiciones de seguridad de los comunicadores, a fin de que no se vieran coartados ni amenazados bajo ninguna circunstancia.

Además  Peligro creciente para la prensa: Ileana Alamilla

También propuso implementar un sistema de seguridad pública efectivo que prevenga y disuada las faltas contra periodistas, así como capacitaciones a servidores públicos respecto a derechos humanos y libertad de expresión.

Comments

comments

No hay comentarios