Seguir en Facebook

Guatemala, 26 de Marzo de 2014 (Cerigua).- Los integrantes de la Redacción de la revista ContraPoder respondieron al campo pagado de “Los amigos de Manuel Baldizón”, precandidato presidencial del partido LIDER, en el que éstos los acusan de cometer delitos de falsedad material e ideológica; los periodistas aclaran que “un medio de prensa profesional que admite y rectifica un error, actúa con transparencia”.

En la edición del 21 de marzo, se publicó en la revista, con el título “El falso apoyo a Baldizón”, información con datos incorrectos, que provocaron conclusiones equivocadas.

En su respuesta, el equipo de ContraPoder aclara que una publicación errónea constituye, según la Ley de Emisión del Pensamiento, una falta o un delito en esa materia, pero de ninguna manera un crimen, en tanto que los delitos por los cuales son acusados ante el Ministerio Público y por los cuales se reclama una reparación de 30 millones de quetzales, son crímenes que no pueden compararse con un error periodístico.

Además  Comisión de Libertad de Prensa denuncia agresiones contra periodistas

Contra Poder cometió un error que fue rectificado de manera inmediata y de oficio, sin solicitud de parte y para ello se actuó con apego a lo que manda la ley, paso a paso, señala la información.

Sin embargo, “quienes nos aluden en el campo pagado recriminan, además, a Contra Poder no haber publicado el comunicado por medio del cual ofrecían apoyo al señor Manuel Baldizón, ante los señalamientos concretos de plagio de su libro y su tesis doctoral, y aseguran que vejamos su derecho a la libre expresión”.

Los integrantes de la revista señalan que la razón por la cual cancelaron la publicación y devolvieron los fondos pagados fue porque no consideraron ético imprimir a cambio de cobro, un comunicado que habrían de criticar en sus propias páginas; esa fue la causa expresada a quien actuó como intermediario de los suscriptores del apoyo a Baldizón, indican.

Además  Guastatoya: Trasladarán sistema de video vigilancia a la PNC

Finalmente, los redactores de ContraPoder consideran absolutamente malicioso, amenazante para la libertad de expresión y fuera de contexto, que los denunciantes pretendan una reparación pecuniaria, que elevan a 30 millones de quetzales; los amigos de Baldizón pretenden acallar a un medio que ha puesto en evidencia los plagios que tanto les preocupan.

Comments

comments

No hay comentarios