Seguir en Facebook

Guatemala,  08 de Marzo de 2014  (Cerigua).- Para muchas mujeres, adolescentes y niñas, la capacidad de vivir una vida saludable y productiva, libre de violencia, en la que puedan disfrutar plenamente de sus derechos, sigue siendo una aspiración, indicó Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en el marco del Día Internacional de la Mujer.

A decir de Osotimehin, aunque existen muchos logros por celebrar este ocho de marzo, es propicio renovar los compromisos de cumplir, de una vez por todas, la promesa de igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres, la salud y los derechos sexuales y reproductivos para todas las mujeres y las niñas en todas partes.

Según el funcionario internacional, en las últimas dos décadas se han logrado grandes avances en diferentes áreas, un número menor de mujeres mueren durante el embarazo y el parto y se ha reducido la mortalidad materna casi en un 50 por ciento en el mundo, además de que el acceso de ellas a la planificación familiar y atención prenatal ha mejorado.

De acuerdo con Osotimehin, más mujeres tienen acceso a la educación, al trabajo y a la participación política, lo que tiene implicaciones positivas en otros aspectos de su vida, que es beneficioso para todas las personas, incluyendo a los hombres.

Las mujeres y las niñas educadas pueden tomar decisiones informadas sobre su salud y sus vidas, pueden reclamar sus derechos y contribuir mucho más a sus familias y sus comunidades, asimismo cuando ocupan posiciones de liderazgo pueden trabajar con mayor eficacia, promoviendo el desarrollo sostenible, la paz y la buena gobernabilidad.

Osotimehin destacó que las mujeres y las niñas siguen confrontando violaciones a los derechos humanos, incluyendo la violencia y prácticas dañinas, las leyes diseñadas para proteger sus derechos no son aplicadas y una de cada tres mujeres es objeto de violencia durante el transcurso de su vida y con frecuencia por alguien que ellas conocen.

Cada día 20 mil niñas menores de 18 años dan a luz en los países de desarrollo y nueve de cada 10 de estos nacimientos ocurren en un matrimonio o unión, lo que refleja que el porcentaje de niñas que contraen matrimonio antes de cumplir la mayoría de edad, no ha cambiado.

El examen global a 20 años de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) indica que han habido enormes ganancias en el desarrollo en las últimas dos décadas, pero también revela que la persistente desigualdad y discriminación continúa socavando los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Osotimehin dijo que si estas desigualdades no se atienden, amenazan con descarrilar el desarrollo, es por ello que al elaborar un nuevo marco para el desarrollo sostenible, es tan crucial que se centre en torno a las mujeres y las niñas más marginalizadas y vulnerables.

Finalmente, el Director Ejecutivo del UNFPA destacó que la igualdad de las mujeres y las niñas significa un verdadero progreso para todos y todas, y es la clave de un futuro más sostenible.

Comments

comments

No hay comentarios