Seguir en Facebook

Guatemala,  26 de Agosto de 2013 (Cerigua).-  En Guatemala, miles de personas nacen en medio de una inmensa incertidumbre, refundidas en el olvido y la indiferencia, destacó Ileana Alamilla en su columna “Algo inaudito”, sobre las dificultades que tiene una gran mayoría de guatemaltecos, principalmente mujeres, para obtener su documentación personal.

A decir de la columnista, la ciudadanía civil de las personas se ve violentada en este país; muchos no existen para la ley; sus nacimientos no están registrados y, por tanto, carecen de documentación para ejercer sus derechos; y aunque no hay datos precisos, se sabe por esa transmisión oral de las culturas originarias, que las familias prefieren esperar a ver si se va “lograr” la criatura para iniciar la travesía a la dependencia del Estado encargada de registra su existencia.

Además  Solo el 7.9 por ciento de nuevos ciudadanos de Guatemala se empadrona, según el Renap

Justo razonamiento, si se considera la lejanía en que se encuentra esa dependencia, el esfuerzo que implica el traslado y el costo; si el pequeño muere y ya estaba inscrito, se deben efectuar nuevos trámites y gastos, señaló.

La muerte es la permanente sombra de  la pobreza y la exclusión; pero además, los requisitos para asentar una partida de nacimiento son demasiados para las condiciones de sobrevivencia de las personas: contar con un documento de identidad, antes la cédula hoy el DPI, en original, del padre y la madre, fotocopia de ambos lados, constancia de pago de boleto de ornato e informe del médico o comadrona que atendió el parto, si es este último el caso, también fotocopia de su DPI; es por consiguiente lógico que las personas no inscriban a sus hijos, generándose así un alto subregistro.

Además  OEA presentará informe de auditorias realizadas al Renap

La situación para las mujeres es peor, debido a la discriminación de género; por lo que la mayoría de indocumentados son mujeres, de bajo nivel educativo, indígenas, rurales y pobres; el machismo, las costumbres y ciertas tradiciones completan el cuadro; quien se documenta es el hombre, por ser “quien lo necesita, es el que va a trabajar, el que sale de la comunidad”; hay casos en los que ellas si están identificadas, pero el marido la “tiene guardada”, al fin es él quien decide.

En días pasados el titular de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, comentó que debido a la falta de identificación, requisito indispensable para la entrega de raciones de alimentos, miles de familias están en riesgo de muerte; una ironía total; son seres humanos que no existen porque el Estado está ausente de sus vidas, porque no tienen como registrarse, porque viven en el abandono y la miseria, destacó Alamilla.

Además  RENAP sigue incumpliendo objetivo por el cual fue creado

Finalmente Alamilla consideró que es un asunto de humanidad encontrar una solución inmediata; así como hay recursos en el RENAP para viáticos a Festivales de Arte y Folklore, tanto que la comitiva hasta incluyó a un Magistrado del Tribunal Supremo Electoral, deben inventar algo para que esas personas reciban ese paliativo asistencialista que podría permitirles sobrevivir, aunque sea en condiciones de pobreza y exclusión.

Comments

comments

3 Comentarios

  1. es una lastima pensar que en pleno siglo veintiuno todavia piensen asi muchos esposos,que porque es mujercita no nesecita documentos,yo pieso que ambos deven cumplir su trabajo,primero deven consientizar a la poblacion lo necesario que es documentarse para recivir beneficios del gobierno,y el estado deve ayudar a facilitar los documentos sin tanto requicitos y al fallecer en un hospital tambien facilitar los tramites ,ya que eso conlleva tantos gastos que la poblacion trata de evitar,

  2. La idiosincrasia de la gente de las aldeas siempre a sido una barrera. Ahora le pregunto se promulga la seguridad de la no existe de la doble identidad, Se conoce la problemática de la gente de las comunidades que no saben leer y escribir que ante la imposibilidad de hacerlo presenta papelería que no les pertenecen y después las instituciones son las responsables de que la partida de su hija o hija no este bien asentadas e incluso se debe corregir el error a costa del desempleo del trabajador. Indica que hay muchos requisitos la pregunta del millón para la señora Alamilla ¿Como respondería usted ante la inscripción de un niño que no es hijo de los supuestos papá, de la falta de conciencia de algunas comadronas que emiten boletas de partos que nunca atendieron, de la trata de blanca y venta de niños y los más vulnerable los de la comunidad, donde queda el derecho a la protección a los niños y las niñas? Es fácil emitir opinión desde solo un punto de vista, y del que le conviene únicamente para cocinar una comidilla política, y le cuento no soy política, pero no soy ignorante para ver toda la perspectiva de la realidad social. El articulo reza de en su encabezado” Miles de Guatemaltecos Nacen en una incertidumbre”, ¿porqué? usted quiere que sean inscritos por cualquiera ante la falta de no poder individualizar a los padre. La venta de niños señora Medilla, debería preocuparle, no ahora que oportunamente emite su opinión cuando por tercera o cuarta vez llego la ultima fecha se dejará sin vigencia la Cédula de Vecindad.

  3. Es realmente una gran tristeza ver la realidad del país, con tanta pobreza, tanto machismo, discriminación, y el gobierno solo con préstamos millonarios y no se ve que hago algo concreto, con tanto dinero que hasta por ayuda internacional ha recibido, ya no deberían de existir esos casos tan duros y tristes. Ahora tramitar documentación personal para algunas personas, implica no comer uno a tres días. Ojalá y se pongan la mano en la conciencia.

Comments are closed.