Seguir en Facebook

Guatemala, Diciembre 11 del 2012(CERIGUA).- El Estado ha asumido compromisos nacionales e internacionales para reducir las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres, responsabilidades que no ha cumplido a cabalidad, denunció la Alianza para la Acción: Previniendo los Femicidios en Guatemala, en el marco del cierre de la Campaña de los 16 Días de Activismo.

La coalición de organizaciones destacó que las autoridades, como respuesta  los altos niveles de violencia contra las mujeres y de femicidio, creó la legislación y la institucionalidad para reducirlos y al mismo tiempo para erradicar la impunidad, que impide el ejercicio de los derechos humanos a las mujeres.

Sin embargo, los esfuerzos no han dado los resultados esperados, debido a la estructura social patriarcal, que alienta el poder privilegiado de los hombres y la desvalorización de las mujeres, principalmente en los ámbitos político, económico y familiar, destacó la Alianza para la Acción, en un comunicado de prensa.

Los tribunales especializados en delitos de femicidio y otras formas de violencia contra las mujeres deben avanzar en la aplicación de la Ley contra el Femicidio y hacerlo de acuerdo a parámetros internacionales, como los emitidos por la Corte Penal Internacional (CPI).

La CPI señala que en los casos de delitos de violencia sexual, el sistema de justicia debe rechazar pruebas o evidencias que hagan referencia al comportamiento sexual de la víctima, tampoco debe ser requisito su testimonio y oponerse a que la defensa del victimario sustente en el consentimiento de la víctima, señala la información.

Las respectivas instituciones deben fortalecer la aplicación de las leyes que garantizan una vida digna a las mujeres y llevar a cabo acciones que eliminen las conductas machistas que mantienen y alimentan la discriminación y la marginación contra las mujeres, concluye el comunicado de la Alianza.

Según reportes mensuales del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), en el 2011 practicó 834 necropsias a víctimas mujeres; la mayoría murieron por heridas con armas de fuego; Guatemala es el segundo país en el mundo, con la tasa más alta de femicidios, donde ocurren 94 por cada millón de habitantes.

Comments

comments

No hay comentarios