Seguir en Facebook

Guatemala, Diciembre 10 del 2012 (Erasmo González/Cerigua).-  La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODAHG) y la Alianza de Organizaciones de Mujeres Marquenses (AOMM), de San Marcos, realizaron jornadas de acompañamiento y ayuda a las mujeres que sufrieron daños materiales y psicológicos, como secuela del terremoto del pasado 7 de noviembre.

Luisa Nicolau, comunicadora social de la ODAHG, dijo que con la asistencia del equipo técnico de la entidad, así como de Patricia Quinteros del Centro de Psicología del Área de Salud local y de Etelvina Estrada, de la Secretaría Presidencial de la Mujer (SEPREM), brindaron atención especial a las marquenses que se encuentran en los albergues del municipio, porque tuvieron pérdidas de seres queridos y patrimonio familiar.

El pánico experimentado durante el movimiento telúrico, al mismo tiempo que provocaba destrozos y derrumbes de viviendas, bardas, depósitos de agua y otras construcciones, dejó en las mujeres y niños afecciones psicológicas que se manifiestan en un miedo permanente, intranquilidad, tristeza, angustia e incertidumbre por el futuro de la familia y la pérdida de sus bienes, señaló Nicolau.

Ante la situación de emergencia, la ODHAG y las organizaciones femeninas del país que mantienen vínculos con la AOMM llegaron a los escenarios devastados por el fenómeno natural, para llevar ayuda material y ofrecer atención emocional a las afectadas, para que puedan afrontar con decisión la adversidad y continuar con la esperanza de vida, destacó la relacionista.

En ese orden se abordaron temas sobre la seguridad física y psicológica que debe prevalecer en esta fase de crisis, que demanda una organización fortalecida para evitar la discriminación, la violencia en contra de las mujeres y los abusos sexuales en los albergues y para que puedan tomar decisiones en beneficio de todos.

Finalmente Nicolau dio a conocer que luego de la crisis emocional que presenta la etapa de estrés pos traumático que se manifiesta con dolores corporales, afección de los oídos, malestar general acompañado de ansiedad e intranquilidad, lo que hace necesario dar continuidad al programa terapéutico.

Comments

comments

No hay comentarios