Seguir en Facebook

Guatemala, Diciembre 07 del 2012 (CERIGUA).- Representantes de la Red de Jóvenes para la Incidencia Política (IncideJoven) pidieron al Estado guatemalteco que anule las reservas hechas a la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD), comúnmente conocida como la Conferencia del Cairo, firmada por las autoridades en 1994 y que contiene pautas fundamentales para atender los temas de los derechos sexuales y reproductivos.

Marco Antonio Juárez, del equipo de IncideJoven, dijo a Cerigua que cuando el Estado firmó la Conferencia del Cairo en 1994, lo hizo con reservas, principalmente a los temas relacionados con los derechos sexuales y reproductivos, que forman parte fundamental de las políticas sobre juventud.

El entrevistado indicó que pese a esas restricciones, el Estado muestra avances significativos en la materia, tales como la promulgación de leyes, el acceso a la información y la colocación de las garantías sexuales y reproductivas en la agenda pública, por lo que resulta contradictorio mantenerlas.

La interlocución entre las organizaciones juveniles y las instituciones del gobierno, también muestra avances, pues en el último informe que el Estado debe presentar sobre la CIPD, permitió la participación de la sociedad civil, aspecto que fue ignorado para la elaboración de los tres informes pasados, añadió el profesional.

De acuerdo con Juárez, la permanencia de las restricciones a la Conferencia del Cairo refleja el estrecho vínculo del poder religioso con el Estado y que ha impedido la creación de políticas públicas donde prevalezca la laicidad y se aborde desde una perspectiva científica los derechos sexuales y reproductivos de la juventud.

El Programa de Acción de El Cairo, con una vigencia de 20 años, integró un amplio rango de temas sobre población, desarrollo, derechos humanos, especialmente derechos de las mujeres y de la juventud y formuló estrategias claves para acabar con problemas como la pobreza y la desigualdad, según información del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Las particularidades guatemaltecas, como la pluralidad y el multilingüismo,  requirieron de estrategias estatales especiales para atender a las mujeres, sobre todo a las jóvenes y a las indígenas, las más vulnerables ante situaciones como la discriminación y la falta de oportunidades en los ámbitos: educativo, político y ciudadano, concluye la información del UNFPA.

Comments

comments

No hay comentarios