Seguir en Facebook

Guatemala, Diciembre 04 del 2012 (CERIGUA).- Un grupo compuesto por cuatro mujeres y un hombre, del pueblo Maya Q’eqchi’, participó en audiencias preliminares en Toronto, Canadá, del 24 al 29 de noviembre pasado, como parte de las demandas civiles que interpusieron contra la empresa canadiense Hudbay Minerals, por las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) en el municipio de El Estor, Izabal, de la que Hudbay era propietaria.

Diversas entidades, entre ellas la Asociación de Mujeres de Petén Ixqik; la Alianza Política Sector de Mujeres, el Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial y Mujeres Transformando el Mundo, emitieron un comunicado en el que señalan que se trata de tres demandas civiles presentadas en Toronto en 2011.

La primera querella fue interpuesta por once mujeres Q’eqchi’s que fueron víctimas de violaciones sexuales masiva y múltiples durante los desalojos violentos cometidos por agentes de la seguridad privada de la CGN y de la policía y el ejército de Guatemala, el 17 de enero de 2007; las otras dos corresponden al asesinato del profesor Adolfo Ich, así como los disparos que dejaron parapléjico al joven German Chub durante una protesta pacífica que fue reprimida por las mismas fuerzas de seguridad, el 27 de septiembre de 2009.

Los demandantes, representados en Canadá por la empresa de abogados Kippenstein’s, cuentan con el respaldo de la organización Derechos en Acción; estos casos civiles están destinados a sentar precedentes en los tribunales de Canadá, a fin de romper la impunidad que gozan las empresas de la industria extractiva, por los crímenes, las violaciones a los derechos humanos y los daños a los recursos naturales que sus operaciones causan en otros países.

La información destaca que las once mujeres víctimas de violación sexual durante los desalojos han participado activamente en las luchas campesinas por la defensa de la tierra y el territorio en la comunidad Lote Ocho, de El Estor; además, junto a sus familias fueron víctimas de otras violaciones a los derechos humanos, como la destrucción y quema de sus casas, alimentos y otros bienes materiales.

Las organizaciones firmantes del comunicado expresaron su solidaridad con las víctimas y subrayaron que sus luchas también son suyas, en busca de la dignidad y la libertad de las mujeres, así como el derecho de los pueblos indígenas a la tierra y el territorio.

Comments

comments

3 Comentarios

  1. POCO SENTIDO CRITICO, ACERCATE A LA REALIDAD QUE VIVEN NUESTROS PUEBLOS, Y VERAS QUE ES REAL LO QUE PASA CON LA POBLACION CAMPESINA…..CON RELACION A ESTE PROBLEMA DE EXTRANCION MINERA EN TODO EL PAIS….LO DIGO….PORQUE LO HE VISTO DE CERCA….POR FAVOR CUIDEMOS GUATEMALA…..

  2. Yo vi este documental de las minas aqui en Toronto, me indigno saber que Canada siendo un pais que defiende los derechos humanos sea participle de esta clase de violaciones, tengo muchos anos viviendo en Canada y me da mucha pena que este cambiando sus estrategias y creencias. Apoyo a los Guatemaltecos a que peleen sus derechos

Comments are closed.