Seguir en Facebook

Guatemala, Noviembre 27 del 2012 (CERIGUA).- El sector empresarial de Guatemala, adscrito al Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), manifestó su total oposición a que la Ley de Desarrollo Rural Integral sea aprobada, al considerar que constituye una “reforma agraria velada”, señalamiento que fue rechazado por el dirigente campesino, Daniel Pascual, quien subrayó que esta es una visión tergiversada, que busca desinformar a la población.

Desde muy temprano de este día el sector económico solicitó una reunión de carácter urgente con el Presidente de la República, Otto Pérez Molina, para manifestar su total rechazo a la normativa, pues para ellos el desarrollo del país sólo se podrá obtener con la inversión, la productividad y en el ámbito industrial y turístico.

En entrevista ofrecida a Emisoras Unidas, tanto Humberto Preti, ex presidente de la Cámara del Agro, como Daniel Pascual, dirigente del Comité de Unidad Campesina (CUC), dieron sus puntos de vista acerca de la ley; el primero subrayó que la iniciativa tiene un componente confiscatorio, aspecto que desmintió el segundo, al indicar que no hay ningún artículo que tenga ese concepto.

Preti dijo que más del 50 por ciento de la tierra productiva del país ya fue repartida y que aún así no hay desarrollo rural; al respecto, el líder campesino destacó que esa entrega de tierras se dio como parte de las políticas contrainsurgentes impulsadas por la Agencia Interamericana de Desarrollo (AID), pero nunca se buscó el desarrollo rural, en cambio la normativa que ahora podría ser aprobada, no sólo aborda el tema agrario, también incluye lo referente a la asistencia técnica, al a infraestructura, la educación y la salud.

La Ley de Desarrollo Rural Integral no tiene nada de confiscatorio, pero incluye sí, la revisión de la política agraria, proceso en el que según Preti no habrá certeza jurídica.

Otros argumentos

Entidades de la sociedad civil, entre ellas la Coordinación de Ong’s y Cooperativas (CONGCOOP) y el Instituto de Estudios Agrarios y Rurales, emitieron un comunicado en el que exigieron al Congreso de la República la aprobación de urgencia nacional, de la iniciativa 4084, Ley de Desarrollo Rural Integral, la que en su criterio se constituiría en el primer paso para la definición de la política pública de desarrollo rural, agrícola y agraria, tan importante para el verdadero combate a la pobreza y el hambre en Guatemala.

Las organizaciones sociales recordaron que ante un contexto de abandono institucional del campo, durante nueve años discutieron, analizaron y consensuaron una propuesta de ley para el Desarrollo Rural Integral, la que llegó al Legislativo y fue convertida en la iniciativa 4084

La ley considera como sujeto priorizado a la economía familiar campesina, para propiciar condiciones que fomenten la diversificación de cultivos, el uso sostenible de la tierra, la democratización en el acceso y tenencia de la tierra, la promoción de la agricultura familiar, la priorización de la producción para la satisfacción de las necesidades básicas, el fortalecimiento y mejoramiento de los mecanismos de acceso a la tierra, la búsqueda de la soberanía alimentaria, el fomento de los mercados campesinos, la promoción de la agroecológica y la consecución del buen vivir como filosofía y práctica de los saberes ancestrales que adquieren rasgos estratégicos en el mundo de hoy.

En tanto un comunicado de la Cámara del Agro reiteró que el desarrollo económico y social de un país no se resuelve con ideologías políticas sino con realidades prácticas y modelos sostenibles de desarrollo y competitividad.

Propone a los organismos Ejecutivo y Legislativo, retomar el rumbo y avanzar en aquellas medidas que garanticen mejorar la calidad y ejecución del gasto de forma eficiente y transparente; priorizar el fortalecimiento del sistema educativo; garantizar el fortalecimiento del sistema de salud e infraestructura básica en el área rural; priorizar la construcción de vías de comunicación con transparencia y calidad de impulsar y aprobar el Paquete de Leyes de Competitividad para atraer la inversión productiva que genere empleo digno.

La discusión de la Ley de Desarrollo Rural Integral no fue incluida en la agenda del día; Gudy Rivera, Presidente del Congreso de la República, dijo que procedería que un diputado plantee, en moción privilegiada, el conocimiento de la iniciativa.

Comments

comments

No hay comentarios