Seguir en Facebook

Guatemala, Noviembre 14 del 2012 (CERIGUA).- La planificación familiar es un derecho fundamental, de hombres y de mujeres y no una cuestión de azar, señala el tema central del Estado de la Población Mundial 2012, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), presentado este miércoles en la ciudad de Guatemala.

El ejercicio del derecho a la planificación familiar da paso a otros derechos, dijo en Leonor Calderón, Representanta del UNFPA en el país, durante la presentación de ese informe mundial, al referirse a que, cuando hombre y mujeres planifican la familia, tienen oportunidad de tener una mejor calidad de vida y romper el círculo de la pobreza.

Calderón hizo énfasis en las situaciones de desventaja a las que se enfrentan las mujeres indígenas, las mujeres pobres o las que viven en áreas rurales, pues las cuestiones culturales, la ausencia del Estado y la violencia, les impiden el ejercicio de la planificación familiar.

La funcionaria internacional afirmó que las mujeres que planifican sus familias, tienen mayores oportunidades de decidir sobre su educación, ganan salarios más altos, pueden tener una participación mucho más activa en sus comunidades y un mejor acceso a la alimentación sana.

Mirna Montenegro, del Observatorio en Salud Reproductiva (OSAR), dijo que en 23 años, Guatemala podría haber duplicado el número de habitantes y que el sistema de salud no podrá suministrar métodos de planificación familiar para todos y todas.

La planificación familiar es un derecho humano fundamental, sin embargo las mujeres continúan siendo afectadas porque los esposos no les dan permiso, a sus iglesias no les parece que utilicen métodos de anticoncepción o el sistema de salud no les resuelve sus necesidades, añadió Montenegro.

La profesional de las ciencias médicas indicó que recientemente una mujer joven en San Marcos pidió al cuerpo médico que la operaran para ya no tener hijos y el sistema de respondió que estaba muy joven, una violación al derecho a decidir que tienen las mujeres.

La Ley contra el Femicidio y otras formas de Violencia contra las Mujeres, establece que negar a una mujer un método de planificación familiar es una forma de violencia sexual, que muchas veces son cometidas por el propio sistema de salud, puntualizó la representante del OSAR.

El “Estado de la Población Mundial 2012: Sí a la opción, no al azar”, reveló que 222 millones de mujeres en el mundo, no tienen acceso a la planificación familiar, tampoco información al respecto o suministros, lo que las coloca en una situación de riesgo ante los embarazos no deseados.

Cada persona, independientemente de su sexo, su condición social, sus ingresos, su grupo étnico, su religión o su lugar de residencia, debe tener la posibilidad de decidir de forma libre y responsable, cuántos hijos tener y cuándo tenerlos, concluye el documento.

Comments

comments

No hay comentarios