Seguir en Facebook

Guatemala, Noviembre 08 del 2012 (CERIGUA).- Guatemala amaneció de luto por la tragedia que se vive en el departamento occidental de San Marcos, colindante con México cuya cabecera se encuentra a 252 kilómetros de la capital guatemalteca, y que ha sido escenario de situaciones difíciles durante el último tiempo.

Es un departamento con 29 municipios, rodeado de   3 volcanes  el de San Antonio, con elevación de 3.033 metros; el Tacaná, con 4.092 metros; y el Tajumulco, el más alto de Centroamérica, con 4.220 metros que se encuentran inactivos.

El presidente Otto Pérez declaró alerta roja institucional y hasta el momento  se conoce que hay 50 personas fallecidas, 155 heridos, 21 desaparecidos, y más de  1700 afectados; la coordinadora para la Reducción de Desastres  (CONRED) señaló que más de 6 millones de personas están en riesgo.

Según información del Instituto Nacional de Sismología (INSIVUMEH) se trató de un sismo violento, aunque el presidente  Pérez lo calificó de terremoto por la intensidad del mismo y por los daños provocados; los suelos volcánicos contribuyeron a maximizar los desastres; en el lugar hay numerosas casas de adobe y teja con construcciones  muy frágiles.

La estación de la PNC de la cabecera departamental quedó destruida, más de 90 reos debieron ser trasladados a una prisión del departamento vecino de Quetzaltenango pues la cárcel donde se encontraban sufrió severos daños.

El sismo se originó en la unión de las placas de Cocos y del Caribe, dos de las tres que cruzan el territorio nacional y causan la mayor cantidad de eventos sísmicos en el país,  más de 30 réplicas han ocurrido hasta el momento, lo que ha sido calificado de positivo pues significa liberación de energía.

Se han reportado 332 casas con daños severos y 55 moderados, 5 edificios públicos tienen afectación en su infraestructura y en 10 carreteras ocurrieron derrumbes, grietas en el asfalto, hundimientos, entre otros problemas, el Ministro de Comunicaciones informó que está realizando las evaluaciones correspondiente, aunque se sabe que ya se ha avanzado en la limpieza de la red vial.

Ocho departamentos sufrieron los mayores daños, más de 16 mil personas se quedaron sin energía,  decenas de casas derrumbadas, otras dañadas, personas soterradas, entre ellas una familia completa, todavía hay desaparecidos, persisten los daños en el sistema eléctrico y la falta de servicio de agua, información que  es parte del reporte de daños, donde las cifras de muertos se van incrementando, sobre todo porque hay comunidades afectadas que se encuentran el lugares de difícil acceso.

Comments

comments

No hay comentarios