Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 29 del 2012 (CERIGUA).- En 60 países del mundo las niñas están en condiciones de inferioridad en la enseñanza primaria, esto pese a que la paridad y la igualdad de género en la educación es uno de los derechos humanos fundamentales, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

De acuerdo con el documento Informe de Seguimiento de la Educación Para Todos en el Mundo 2012: Los jóvenes y las competencias. Trabajar con la educación, elaborado por la UNESCO, la igualdad entre hombres y mujeres en la enseñanza es un modo importante de mejorar otros resultados económicos y sociales.

La reducción de las disparidades entre los sexos en la matrícula en la enseñanza primaria ha sido uno de los mayores éxitos de la Educación Para Todos (EPT) desde el 2000, aún así muchos países corren el riesgo de no conseguir la paridad en primaria y secundaria para el 2015.

Según la información, se deben de llevar a cabo más esfuerzos para lograr que las oportunidades y los resultados educativos se distribuyan de modo equitativo, pues son 68 países en los que todavía no se ha alcanzado la paridad y en 60 las niñas están en condiciones de inferioridad.

Para la UNESCO si se quiere alcanzar la paridad entre los sexos se debe entender cuáles son los motivos por los que el nivel de matrícula de la niñas es más bajo, pues las barreras que ellas enfrentan son más profundas que la de los niños.

Guatemala fue uno de los países peor evaluados en el Índice Global de Equidad de Género, donde uno de los aspectos calificados fue la inscripción de las niñas, un aspecto donde el país ha tenido pocos avances, especialmente en la deserción escolar, donde ellas engrosan los altos índices de este fenómeno.

Comments

comments

No hay comentarios