Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 25 del 2012 (CERIGUA).- El acto simple de lavarse las manos con agua y jabón puede salvar las vidas de cientos de miles de niños y niñas que mueren innecesariamente todos los años, indicó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).


De acuerdo con la entidad, en el marco del Día Mundial del Lavado de Manos, las cifras de mortalidad infantil muestran que alrededor de 2 mil niños menores de cinco años mueren al día por enfermedades diarreicas, de ellos la gran mayoría, alrededor de 1 mil 800 por día fallecen por falta de agua potable, saneamiento e higiene básica.

Pese a que el número ha disminuido considerablemente en los últimos cinco años transcurridos desde que se estableció el Día Mundial del Lavado de Manos, la entidad de Naciones Unidas destacó que todavía es una cifra demasiado alta.

A decir de Therese Dooley, asesora superior de UNICEF en materia de saneamiento e higiene, esta conmemoración es algo más que un día, pues lo que se pretende es transmitir el mensaje a los niños, niñas, familias, comunidades y países.

Detener la propagación de la enfermedad diarreica no es complicado o costoso, pero es muy importante que el lavado de manos con agua y jabón se convierta en un hábito para todos y todas, indicó Dooley.

UNICEF advirtió que los padecimientos diarreicos se transmiten básicamente de las heces a la boca, una de las barreras más simples y más baratas contra la infección es lavarse las manos en momentos clave, como antes de manipular alimentos y después de defecar o de cambiar un pañal.

Finalmente, Dooley dijo que no se necesita inventar una fórmula de Premio Nobel para salvar millones de niños y niñas, la solución ya existe y es agua y jabón.

Las estadísticas del Sistema de Información Gerencial de Salud (SIGSA) revelan que en Guatemala las enfermedades diarreicas agudas son la segunda causa de muerte en niños y niñas, sólo en el 2011 fallecieron por esta razón 219 menores de edad.

El 38.2 por ciento de los hogares guatemaltecos presenta condiciones de hacinamiento, el abastecimiento de agua es limitado y sólo el 21.3 por ciento de casas tiene agua potable y el 45 por ciento condiciones de saneamiento, según la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, elaborada en el 2006.

Comments

comments

No hay comentarios