Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 18 del 2012 (Diego de León/Cerigua).- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU elevará para su aprobación a la Asamblea General, un proyecto de resolución a favor de la creación de un grupo de trabajo que se encargará de negociar, finalizar y remitir una propuesta de Declaración sobre los Derechos de campesinos y otras personas que trabajan en áreas rurales.

El proyecto de resolución A/HRC/21/L.23, aprobado en el último periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, fue promovido por Bolivia y coauspiciado por Guatemala, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Venezuela y Palestina, entre otros; busca responder a la vulnerabilidad en la que viven poblaciones rurales en el mundo, en particular en lo que respecta a la inseguridad alimentaria.

La decisión del Consejo de Derechos Humanos recoge en su integralidad el informe presentado en febrero pasado por el Comité Asesor encargado de elaborar un proyecto de declaración sobre los derechos de los campesinos, el cual concluye que agricultores y otras personas que trabajan en áreas rurales forman parte de las poblaciones más discriminadas en muchas partes del mundo.

A diario miles de personas en las áreas rurales son víctimas de expropiación de sus tierras, desalojos y desplazamientos forzados, a causa de un fenómeno global denominado “land grab” o apropiación de la tierra; este segmento de población representa el 80 por ciento de la hambruna a nivel mundial, del cual el 70 por ciento son mujeres, refiere el informe final del Comité Asesor.

La decisión de Guatemala de auspiciar la creación de este grupo de trabajo a favor de los derechos de los campesinos responde a “la acción coherente de la política exterior con las prioridades en materia de política pública en el país”, afirmó la embajadora de Guatemala en Ginebra, Carla Rodríguez Mancia, al referirse al trabajo del Comisionado para el  Desarrollo Rural Integral.

Esta figura fue creada por el presidente Otto Pérez Molina desde el inicio de su gestión, como mecanismo para activar, adecuar e implementar la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral -PNDRI-, contenida en el Acuerdo Gubernativo 196/2009 emitido durante la administración del ex presidente Álvaro Colom.

Adrián Zapata, Comisionado para el Desarrollo Rural Integral, ha dicho que el desarrollo rural es un tema de acumulación histórica, por lo que no se pueden esperar resultados inmediatos, lo que se debe garantizar es una política integral, no de gobierno, sino de Estado, para que tenga continuidad, sin importar quien ejerza el poder político.

En Guatemala, hablar de desarrollo rural es hablar de desarrollo nacional, y los indicadores son insuficientes para darse cuenta de que hay ausencia del desarrollo rural indicó Zapata.

A decir del Comisionado, cuando en Guatemala todavía más del 50 por ciento de la población vive en territorios rurales y de esa población 70 por ciento está en condiciones de pobreza, pobreza extrema y exclusión, obviamente el desarrollo rural es absolutamente deficitario.

El proyecto de resolución del Consejo de Derechos Humanos  invita a los Estados, a la sociedad civil y a todos los interesados pertinentes, a contribuir activa y constructivamente a la labor del grupo de trabajo, que deberá adelantar el proceso de discusión sobre una eventual declaración de la ONU a favor de los campesinos.

La propuesta de Declaración elaborada por el Comité Asesor, que será objeto de discusión, establece un conjunto de disposiciones con el propósito de garantizar  a quienes trabajan en áreas rurales el goce pleno, individual y colectivo, de todos los derechos y libertades reconocidas en los principales instrumentos internacionales de derechos humanos.

Comments

comments

No hay comentarios