Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 15 del 2012 (CERIGUA).- Las mujeres rurales producen gran parte de los alimentos del mundo, protegen el medio ambiente y ayudan a reducir el riesgo de desastres en sus comunidades, indicó Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A decir del alto funcionario de la ONU, en el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales, aunque ellas son claves para el desarrollo de los países, siguen sufriendo desventajas y discriminación que les impide promover su potencial a nivel mundial.

Ki-moon advirtió que para demasiadas mujeres rurales la realidad cotidiana es que no son propietarias de la tierra que cultivan, se les niegan los servicios financieros que podrían sacarlas de la pobreza y viven sin garantía de una nutrición elemental, servicios de salud y básicos, como el agua potable y el saneamiento.

Las tareas asistenciales no remuneradas les imponen, a las mujeres rurales, una carga pesada y les impide el acceso al empleo remunerado decente, indicó el representante de la ONU.

El empoderamiento de las mujeres rurales es crucial para poner fin al hambre y a la pobreza, al negar derechos y oportunidades a las mujeres, se niega a sus hijos, hijas y a las sociedades un futuro mejor.

Ki-moon destacó que cuando la seguridad alimentaria y nutricional mejoran, las mujeres rurales tienen más oportunidades de encontrar trabajo decente y proveer de educación y salud a sus hijos e hijas; además, con un acceso igualitario a los recursos de la tierra y al crédito, ellas pueden incrementar su productividad y vender sus productos.

Finalmente, el representante de la ONU hizo un llamado a apoyar a las mujeres rurales en todos los países, a escuchar sus voces e ideas y asegurar que las políticas respondan a sus necesidades y demandas.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reveló que en Guatemala sólo el ocho por ciento de mujeres del área rural tienen un salario y que la prevalencia de trabajo con salarios bajos en la población femenina se eleva a un 60 por ciento.

Comments

comments

No hay comentarios