Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 11 del 2012 (CERIGUA).- La inversión en las niñas es un imperativo moral y es una cuestión de justicia e igualdad elementales, además de constituir una obligación adquirida en las convenciones de los Derechos del Niño y sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres, indicó Ban Ki-moon, en el marco del Día Internacional de la Niña.

A decir de Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), promover el desarrollo de la niñez femenina es fundamental para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y el fomento del crecimiento económico, asimismo contribuirá a la creación de sociedades pacíficas y cohesionadas.

Además  Preparan propuesta de Política Nacional de Educación para el Empleo

Según la información, pese al aumento en la tasa neta de inscripción de las niñas, que se equipara a la de los varones, persisten brechas en la educación, especialmente para las niñas indígenas y rurales, ya que no contemplan la educación primaria, con lo cual tiene menos perspectivas de empleo y limitado su empoderamiento, lo que las hace dependientes de otras personas, perpetúa el círculo de la pobreza y la violencia en su contra.

En Guatemala se reportó un descenso en las tasas de fecundidad, sin embargo se incrementa el fenómeno de la maternidad entre los 15 y 19 años de edad y más allá de ello, los embarazos antes de los 14 años, los que tienen características especiales que, según la Ley de violencia sexual y trata de personas, constituyen un delito.

Además  Secretario general de la ONU preocupado por elecciones en Honduras

Las niñas y las adolescentes son especialmente vulnerables a la violencia física, verbal o sexual, en la esfera pública y privada; la permisividad social de las agresiones contra las mujeres naturaliza el fenómeno.

El comunicado destaca que este país cuenta con avances, pero para promover el desarrollo es necesario invertir en las niñas y adolescentes, generando mejores condiciones de vida.

Los retos son la toma de acciones legales necesarias para aumentar la edad mínima de matrimonio a los 18 años y no a los 14 como está actualmente en la legislación; retener a las niñas en la escuela al menos hasta la educación secundaria, lo que retrasaría la unión, el matrimonio y el primer embarazo.

Además  Nombran embajador de la paz en Guatemala a Ban Ki-moon

Finalmente, la información hace énfasis en la necesidad de reconocer a las niñas como iguales, como actoras del desarrollo y aliadas en la búsqueda de la equidad.

Guatemala es la primera vez que conmemora el Día Internacional de la Niña, una fecha elegida por la Asamblea General de la ONU como un llamado sobre la situación de esta población.

Comments

comments

No hay comentarios