Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 09 del 2012 (CERIGUA).- Integrantes de la Unidad Jurídica, de la Defensoría de la Mujer Indígena (DEMI), señalaron algunas debilidades que aun presenta el sistema de justicia especializada en delitos de femicidio y violencia contra las mujeres, entre las que sobresalen la atención en idiomas mayas, la ubicación de tribunales y juzgados en lugares poco accesibles y la falta de información sobre su funcionamiento.

No hay mucha diferencia en relación con la atención que brindaban los juzgados y los tribunales ordinarios y ahora los especializados; en general la implementación de la justicia especializada aún presenta serios retos, dijo a Cerigua María Antonia Guanta, abogada de la DEMI, quien brinda asesoría y acompañamiento legal a mujeres indígenas.

Además  Capturan a dos personas sindicadas de delitos contra la humanidad

En agosto pasado se presentaron los medios de prueba en una solicitud de audiencia, que el juez concedió para el 13 de mayo del 2014, la ley establece que deberían ser 10 días después, para que la justicia sea pronta y cumplida.

En las áreas rurales las mujeres suelen desistir de los procesos por factores económicos, llegan a una encrucijada en la que deben priorizar su trabajo o la asistencia a las audiencias, que por lo regular se llevan a cabo en horarios productivos, enfatizó Guanta.

Evelyn Curuchich, quien también forma parte del equipo de abogadas de la DEMI, expresó que para demostrar que hubo violencia y un hecho delictivo, hay que probarlo y el Ministerio Público es el encargado de eso, pero recae en las mismas victimas la recolección de sus pruebas.

Además  Javier Figueroa: un grupo al margen de la policía fue responsable de ejecuciones en Pavón

El informe anual de la DEMI reveló que el 67 por ciento de las mujeres indígenas vive en el área rural, sin embargo los Tribunales y Juzgados Especializados se sitúan en metrópolis, es decir, la mayoría no tiene acceso al sistema de justicia.

Una usuaria de la DEMI en Quetzaltenango desistió de un proceso por un doble femicidio, el de sus hijas, pues ya no podía continuar sosteniendo los costos que representaban la movilización y los requerimientos del sistema de justicia, aseguró Curuchich.

En el tema de los idiomas, los Juzgados y Tribunales Especializados en Delitos de Femicidio, presentan serios retos, pues no todos cuentan con traductores; si las usuarias requieren traducción se debe solicitar con anticipación, ya que no permanecen en las salas y en diferentes ocasiones sucedió que el traductor no coincidía con el idioma de la víctima, destacó la entrevistada.

Además  CGP rechaza uso de medios de comunicación para pervertir medios de prueba en proceso judicial

Finalmente, ambas entrevistadas hicieron una fuerte crítica a la ubicación de las salas especializadas en la capital, una zona que no tiene acceso al trasporte urbano, donde prevalece la ubicación de condominios de lujo y empresas; pareciera que buscaron la comodidad de las y los operadores de justicia y no de las usuarias.

Comments

comments

No hay comentarios