Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 10 del 2012 (CERIGUA).- Se debe reformar la ley, para no seguir violando derechos humanos fundamentales, para que la misma norma jurídica no contribuya a truncar las vidas de las niñas guatemaltecas, indicó la periodista Ileana Alamilla.

A decir de Alamilla, en su columna EclipseDía de la Niña ¿madre?”, el 11 de octubre se conmemorará por primera vez en Guatemala el Día Internacional de la Niña, sin embargo será de luto por la reciente masacre en contra de pobladores de Totonicapán, que dejó a más de alguna pequeña en la orfandad.

De acuerdo con la columnista, es gratificante hablar de la etapa de la niñez, para algunas memorable y para otras muchísimas personas no, pues han transitado esos años con pocas alegrías y no es para menos si desde el “Estado de Derecho” se imponen a las niñas, de manera solapada, condiciones que las colocan desde que nacen en situación de desigualdad.

Además  Aprueban ley para la localización de niños y niñas desaparecidos

El Código Civil establece que la capacidad para el ejercicio de derechos civiles se adquiere con la mayoría de edad, pero las menores de 14 años son capaces para algunos actos determinados por la ley, entre los que se encuentra la aptitud para contraer matrimonio, para el varón es hasta los 16 años.

La capacidad otorgada por la ley a niñas a partir de los 14 años tiene enormes implicaciones en su vida, fomenta el rompimiento de una etapa crucial, le arrebata la posibilidad de desarrollarse integralmente, coloca su voluntad personal en manos de progenitores, que, por necesidad, por cultura patriarcal o por la razón que sea, le dan la autorización para que se case.

Además  El Estado desafía a CIDH en caso de la mina Marlín, asegura Ileana Alamilla

Este matrimonio en niñas de 14 años implica pasar de un sometimiento a otro, para que inicie la procreación, alimentación y educación de sus hijos, decretándose así el fin de una niñez apenas vivida.

La columnista dijo que estas pequeñas abandonan la escuela, un derecho fundamental de la niñez; pierde su autoestima, se le habilita para manejar la casa, obedecer al marido y empieza el ciclo de la reproducción, con un pequeño cuerpo y la capacidad de discernimiento y situación emocional aún en formación.

La profesional dijo que muchas personas se asustan porque este año se han reportado más de 1 mil 100 partos en niñas entre las edades de 14 a 18 años, cuando la misma ley las faculta para que, en esas condiciones de inmadurez, contraigan matrimonio y formen una familia, paradójicamente esa misma niña no puede adquirir otras responsabilidad civiles.

Además  Inició el nuevo rumbo: Ileana Alamilla

Finalmente, Alamilla, calificó situación de las niñas como surrealista, pues ellas cargan obligaciones que han sido decididas por otros.

Comments

comments

No hay comentarios